Eva Martínez Acón junto a José Manuel Cereijo, uno de los cargos que han presentado su dimisión, durante una rueda de prensa el pasado mes de marzo
Eva Martínez Acón junto a José Manuel Cereijo, uno de los cargos que han presentado su dimisión, durante una rueda de prensa el pasado mes de marzo - PSOE
POLÍTICA

Crisis en el PSOE de La Coruña: dimiten nueve miembros de la Ejecutiva críticos con la dirección local

Reconocen tensiones entre el sector mayoritario y los afines a Gonzalo Caballero, quien avaló a la actual secretaria municipal, Eva Martínez Acón

SANTIAGOActualizado:

Gonzalo Caballero ya tiene su primera gran crisis interna, y afecta a una de las agrupaciones con mayor peso dentro del PSOE gallego, la de la ciudad de La Coruña. Nueve miembros de la ejecutiva de Eva Martínez Acón han presentado este martes su dimisión por profundas discrepancias internas con la línea política marcada, y no son sino una primera andanada que vivirá en los próximos días otra remesa de deserciones, según indicaron a este periódico fuentes internas del socialismo coruñés.

Los dimisionarios son personas de peso dentro de la agrupación, empezando por el vicesecretario y portavoz de la ejecutiva local, Juan Ignacio Borrego, o el concejal y secretario de organización Fito Ferreiro, a los que se suman otros notables como la responsable de la secretaría de sanidad, María del Carmen Cabanas; el de administración, Javier Blanco; de movilidad y territorio, José Manuel Cereijo y de cultura, José Antonio Trigueros, además de los vocales Guillermo Cedillo, Diana Cabanas y José Antonio López.

La razón de estas dimisiones están en las diferencias con la dirección política emprendida con Martínez Acón, y principalmente con la ruptura de los consensos que la auparon en marzo a la secretaría local del partido, después de que las distintas familias del PSOE coruñés la avalaran como candidata, conscientes de su «falta de peso político» pero reconociendo su «proximidad» con el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero.

Las fuentes del sector dimisionario consultadas adscriben sus discrepancias a la «parálisis política» que vive la actual dirección del partido en La Coruña, y principalmente al seguidismo a la gestión del gobierno municipal de Marea Atlántica, actitud que también reprochan al actual portavoz del grupo municipal, José Manuel García. «Ella misma dijo en la última ejecutiva que no tenía proyecto político para la ciudad para no meter la pata, y que no podía hacer oposición (a Xulio Ferreiro) porque no sabía con quién pactar», indicaron estas fuentes a ABC.

Al mismo tiempo, los dimisionarios se van molestos por sentirse «impedidos» para realizar propuestas frente a la actual gestión del gobierno de Xulio Ferreiro. «Se impiden las propuestas propias porque hay un interés pactista con la Marea», indicaron estas voces, «y quieren que estemos de comparsas». Este sector considera que el espacio político del socialismo coruñés «es recuperable» pero «no desde una línea de pactismo con la Marea». «Se nos está bloqueando presentar un proyecto propio», han alegado.

Voces destacadas de la dirección provincial del PSOE coruñés propondrán a Gonzalo Caballero que disuelva la ejecutiva y nombre a una gestora en la ciudad

En declaraciones a Europa Press, Martínez Ocón ha intentado minimizar estas dimisiones atribuyéndolas a «otra forma de ver las cosas» dentro de la gestión y dirección política del partido en la ciudad. Además, ha indicado que las nueve bajas no serán suplidas, y que las áreas serán asumidas por otros miembros de la ejecutiva, que pasará ahora a ser de 30 personas, tras las 9 deserciones.

Este terremoto en la agrupación coruñesa es una severa llamada de atención a Gonzalo Caballero y la dirección gallega del PSdeG. De hecho, Martínez Acón es el resultado de un pacto interno en el PSOE coruñés entre el sector mayoritario y los más próximos a Caballero, entre ellos Pablo Aragüena, su portavoz de la ejecutiva regional, que desembocó en la designación de la actual secretaria local de La Coruña, apenas votada por un 21% del censo de la militancia.

La reacción ante esta crisis interna del PSOE de La Coruña compete directamente a la dirección regional del partido, dado que al tratarse de una agrupación en una población de más de 50.000 habitantes trasciende las competencias de la cúpula provincial que encabeza Valentín González Formoso. Sin embargo, y a la espera de que se pronuncien Gonzalo Caballero o sus personas de confianza, dentro de la dirección provincial surgen voces que piden abiertamente la supresión de la ejecutiva coruñesa y el nombramiento de una gestora «con notables del partido» que lo conduzcan hasta las próximas elecciones municipales.

La papeleta de Gonzalo Caballero no es menor, después de que optara por resolver en falso las acusaciones de fraude en las primarias que revalidaron el mandato de Beatriz Sestayo al frente del PSOE de Ferrol, una dirigente que apoyó al actual secretario general en su carrera para hacerse con el mando del partido. Entonces, contrariamente al criterio de la dirección provincial, Caballero miró para otro lado y transigió con la elección de Sestayo, muy protestada por el sector alternativo, que perdió por apenas un voto las primarias, entre críticas a la falta de transparencia de todo el proceso. Ahora, Gonzalo Caballero no puede evitar resolver una crisis que le afecta de lleno, no solo por competencia orgánica, sino por dejar muy tocada a una de las agrupaciones históricamente más importantes de Galicia, la de La Coruña.