Gonzalo Caballero con Pedro Sánchez y el resto de su ejecutiva durante el último Congreso del PSdeG
Gonzalo Caballero con Pedro Sánchez y el resto de su ejecutiva durante el último Congreso del PSdeG - MIGUEL MUÑIZ

Caballero, a prueba en Pontevedra y Lugo

El PSdeG renueva hoy su liderazgo en ambos territorios en unas primarias provinciales en las que los aspirantes afines al vigués parten con desventaja

SantiagoActualizado:

Gonzalo Caballero encara hoy el que será su primer test para medir su apoyo territorial tras ser elegido secretario general del PSdeG. Las agrupaciones socialistas en las provincias de Pontevedra y Lugo renovarán esta tarde sus liderazgos en unas elecciones primarias en las que los candidatos apadrinados por el vigués en ambos territorios parten con desventaja frente al resto de aspirantes, representantes de los principales poderes locales del partido. En el caso de Pontevedra, este proceso interno supone el enésimo enfrentamiento entre el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y su sobrino Gonzalo; aunque al contrario de lo que sucedió en las últimas disputas orgánicas, la batalla parece decantarse hacia el lado del regidor olívico y su candidato afín, el edil vigués David Regades.

El apoyo expreso del presidente de la FEMP y la presidenta de la Diputación pontevedresa, Carmela Silva, sumado a su proyección como concejal y diputado provincial, lanzó a Regades en la recogida de avales para este proceso. En concreto, el edil vigués logró recabar más de 1.300 papeletas, casi 400 más que su único rival, el portavoz del PSdeG en Redondela, Eduardo Reguera, considerado afín al nuevo secretario general socialista. Además, Regades ha ido sumando a lo largo de la campaña el apoyo de buena parte de los regidores de la provincia, incluso de algunos que respaldaron a Gonzalo Caballero o a Pedro Sánchez en anteriores procesos, como el alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz.

Fuentes del partido consultadas por ABC apuntan que el nuevo líder del PSdeG emprendió una «estrategia comprensible» en estas elecciones internas al intentar plantar cara a Abel Caballero y al resto de poderes territoriales con candidatos afines. No obstante, las mismas fuentes aseguran que los aspirantes impulsados por el economista son personas «de perfil bajo» y poco conocidas dentro de las provincias que representan, por lo que creen que el economista «lo tendrá difícil» para repetir en alguno de los cuatro territorios el éxito alcanzado en las últimas primarias gallegas. «En provincias como Pontevedra, Gonzalo intentará apelar al voto de castigo contra Abel Caballero que en otras ocasiones ha llegado a funcionar, pero esta vez parece que lo tendrá más difícil», explica a este diario un destacado militante socialista.

Menos opciones parece tener aún la aspirante impulsada por el secretario general del PSdeG en la provincia de Lugo, la teniente de alcalde en el concello de Burela, Patricia Otero. La edil burelense cuenta con el respaldo del secretario de Organización, José Antonio Quiroga, y el apoyo de regidores como la sarriana Pilar López o José Luís Raposo en Pedrafita. Con todo, fuentes del partido consideran que estos avales resultarán «insuficientes» para vencer en unas primarias que en la provincia se viven como un plebiscito sobre la supervivencia del «besteirismo», dado el perfil de los otros dos candidatos. El que parte a priori como favorito es el diputado provincial Álvaro Santos, que ha contado con el beneplácito del presidente del ente provincial lugués, Darío Campos, y con el del entorno del exsecretario general José Ramón Gómez Besteiro. Los críticos con el «besteirismo» se han alineado en torno al otro aspirante, el alcalde de Castroverde, José María Arias, una de las principales caras visibles del socialismo en la provincia tras más de 20 años como regidor. Respaldado entre otros por el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, Arias espera obtener sus mejores resultados en los concellos de la montaña luguesa, aunque está por ver si ese apoyo será suficiente para superar a Santos, una de las figuras con más peso y proyección dentro del gobierno provincial. Consciente de que la existencia de tres candidaturas juega en su contra, el alcalde de Castroverde lanzaba en las últimas horas una oferta de integración a la edil burelense Patricia Otero, que rechazaba disolver su candidatura y hacer un frente común contra la supervivencia del «besteirismo».

Avales en La Coruña

Tras la celebración de las elecciones internas en Pontevedra y Lugo, las siguientes citas en el calendario del PSdeG serán las primarias en Orense y La Coruña el próximo 17 de diciembre. En esta última provincia, y tras días de intensas negociaciones, finalmente serán dos los aspirantes que concurrirán a este proceso interno: el presidente de la Diputación de La Coruña, Valentín González Formoso, y la exedil compostelana Mercedes Rosón, apadrinada por el economista vigués. Tanto Rosón como Formoso presentaban ayer en la sede del partido los 212 avales necesarios para seguir adelante en este proceso, en el que el también alcalde de As Pontes parte como favorito por su posición como presidente del ente provincial.

En declaraciones a Europa Press, Formoso cifró en más de 1.500 los apoyos recabados en esta primera fase del proceso. Su rival, por el contrario, no quiso hacer público el número de papeletas que entregó su candidatura, si bien aclaró que se trata de «varios cientos»