Alberto Varela - Crónicas atlánticas

La bancada de la izquierda Alberto Varela

Una de las incógnitas de esta legislatura es la de saber quién va a liderar la oposición al PP en el Parlamento gallego

- Actualizado: Guardado en: Galicia

Una de las incógnitas que tenemos esta legislatura es quién va a liderar la oposición al Partido Popular en el parlamento gallego. No va a ser sencillo que despunte nadie, con el PSdeG y En Marea empatados a escaños y una Ana Pontón con fuerza para hacer resurgir al BNG de sus cenizas, o por lo menos para darle un protagonismo en O Hórreo muy por encima a lo que correspondería a sus seis diputados.

Tanto unos como otros seguro que tienen la tentación de hacer mucho ruido y pocas propuestas constructivas, o en otras palabras de competir por ver quien se rasga más las vestiduras —como si estuviesen en una tragedia griega— a pesar de que ese tipo de planteamientos no cuelan cuando enfrente se tienen animales políticos de la talla de Alberto Núñez Feijóo o de Pedro Puy.

Con el insulto y la exageración se puede hacer carrera en las redes sociales o en algún debate televisivo pero la política es una carrera de fondo en la que no hay atajos y en la que el trabajo serio, o la falta de él, siempre se acaban viendo. En el parlamento se nota perfectamente quien ha hecho los deberes y quien, por el contrario, ha preparado su intervención a golpe de cliché, prejuicios, aspavientos tipo Beiras, opiniones oídas en la taberna y ataques injustificados al gobierno. El primer día llama a la atención, al décimo todos hartos.

La izquierda y el nacionalismo no han logrado gobernar Galicia en esa especie de tripartito que pretendían, pero no hay motivo para desilusionarse, ahora tienen cuatro años por delante para demostrar que son capaces de articular una oposición real y coherente al Partido Popular, más allá del mero hecho de desear el poder.

De verdad que tienen por delante un camino difícil pero a la vez apasionante, porque las tareas complicadas son las que le dan salsa a la vida, y también a la política. Si trabajan en serio en esa dirección tendrán un buen resultado en 2020, si no lo hacen esperemos que no vuelvan a echarle la culpa al electorado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios