Acceso a Elche Parque Industrial
Acceso a Elche Parque Industrial - ABC
Urbanismo

El PSOE proyecta ampliar Elche Parque Industrial en 600.000 metros con riesgo de inundación

La Conselleria de Medio Ambiente advierte al Ayuntamiento del «grado de incertidumbre en la viabilidad» de los terrenos elegidos

ALICANTEActualizado:

La ampliación de 608.000 metros cuadrados de Elche Parque Industrial proyectada por el equipo de gobierno municipal, dirigido por alcalde Carlos González (PSOE), se ha planificado en suelo «con riesgo de inundación», según los estudios previos de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

En concreto, pueden fluir aguas desde la Serra Llarga, el Canal de les Ànimes, la Serra de Ripoll, la Serra dels Cremats, además de la barrera que forman para la circulación de los caudales la autovía A-70, la carretera CV-80 y «numerosos caminos» que atraviesan la zona, en el caso de las dos vías principales en perpendicular. En la zona también se desconocen corrientes subterráneas, por lo que la urbanización de esta zona industrial puede tener «efectos significativos» que no están evaluados, según los técnicos de la Administración autonómica.

A la vista de esta información y de otras, «existe un cierto grado de incertidumbre en la viabilidad» de los terrenos elegidos entre seis alternativas posibles junto a la zona industrial actual, según la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental de la Generalitat Valenciana, dado que gran parte esta zona «está afectada por riesgo de inundación de carácter geomorfológico y de acuerdo con el informe del Servicio de Ordenación del Territorio es imprescindible la elaboración de un estudio de inundabilidad que garantice medidas correctoras».

Exalcalde socialista

Este proyecto está dirigido por el director general de Industria y Energía de la Generalitat, el exalcalde socialista de Elche Diego Maciá, que ha presentado esta ampliación recientemente en compañía del alcalde. Aunque Elche Parque Industrial dispone de 360.000 metros cuadrados de suelo sin ocupar, se trata de parcelas pequeñas que no pueden albergar las naves industriales de mayores dimensiones de varias empresas interesadas.

Maciá ha reconocido públicamente las dificultades que restan para la tramitación administrativa en esta zona, si bien se ha mostrado confiado en resolverlas.

No obstante, los técnicos de la Conselleria puntualizan que «el suelo no urbanizable afectado por peligrosidad de inundación no podrá ser objeto de reclasificación como suelo urbano o suelo urbanizable», tal como establece la normativa del PATRICOVA (Plan de Acción Territorial de carácter sectorial sobre prevención de Riesgos de Inundación de la Comunidad Valenciana).