VALENCIA

Estafa más de 400.000 euros pirateando libros electrónicos

El detenido por la Policía Nacional usaba un pseudónimo y colgó en Internet más de 11.000 obras y colecciones

Varios usuarios con ebooks
Varios usuarios con ebooks - MATÍAS NIETO

Un pirata ha conseguido estafar más de 400.000 euros subiendo a Internet copias ilegales de libros electrónicos, según han informado fuentes del Ministerio del Interior tras su detención por la Policía Nacional en Valencia. Estos contenidos los colocaba en páginas web de descargas de las que obtenía beneficios económicos.

El responsable de llevar a cabo la operación ha sido el Grupo Antipiratería de la Brigada de Seguridad Informática de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Judicial de la provincia de Valencia, y además de detener al responsable de la estafa se han incautado de un ordenador del detenido en el que "se evidencia que el arrestado disponía de varias páginas para compartir los enlaces de las obras" y tenía un servidor web en el que alojaba los contenidos.

Sistemas anticopia

Además, se han encontrado "multitud de obras literarias" en su disco duro, así como programas que utilizaba para desarrollar la actividad delictiva, entre otras cosas, para eliminar los sistemas anticopia de las obras que obtenía legalmente (también descargaba libros de otros usuarios) y, así, distribuirlas después de forma ilegal obteniendo beneficios por ello. Junto con este material, la Policía se ha incautado de un teléfono móvil y de diversa documentación bancaria.

"En un solo foro de Internet subió de forma ilícita más de 11.000 aportes, provocando que más de 400 páginas dedicadas a compartir ebooks gratis estuvieran ocupadas por las obras que subía. En muchas ocasiones estos aportes no se correspondían solo con un libro, sino que estaban compuestos por una colección", explican los agentes.

La operación se inició en 2015 gracias a una denuncia presentada por el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) ante los agentes de la unidad especializada en este tipo de delitos, pese a que solo se conocía el pseudónimo con el que el detenido operaba en Internet.

Gracias a esta denuncia, los agentes investigaron la actividad del internauta y, además de determinar su "constante dedicación" a la piratería de este tipo de contenidos, consiguieron localizarle, procediendo posteriormente a su arresto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios