Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia
Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia - MIKEL PONCE
Sucesos

En busca de ancianos a los que ofrecen sexo: así operan las bandas de los «hurtos amorosos»

La Policía desarticula un grupo que cometía sus delitos en todo el arco mediterráneo español

ALICANTEActualizado:

Se desplazan por todo el arco mediterráneo con coches de alquiler, eligen como víctimas a personas de edad avanzadas a los que les ofrecen sexo y aprovechan para robarles sus pertenencias, fundamentalmente relojes y joyas. Así operan las bandas dedicadas al llamado «hurto cariñoso».

Pero no siempre se salen con la suya. La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm ha desarticulado en Benidorm una banda que se dedicaba a la comisión de hurtos y que operaba por todo el litoral mediterráneo, según han informado fuentes policiales en un comunicado.

Los agentes lograron detener en el interior del coche en el que se encontraban a dos hombres de 20 y 24 años y dos mujeres, de 17 y 21 años, todos de nacionalidad rumana, que ya han sido puestos a disposición judicial.

Los detenidos utilizaban el método conocido como "hurtos cariñosos o amorosos" y solían desplazarse en vehículos de alquiler para evitar levantar sospechas.

Cada uno de ellos tenía asignada una función en el entramado. Uno de los hombres conducía el vehículo hasta las proximidades del lugar donde se cometería el hurto y el otro vigilaba mientras se cometía el acto delictivo y recepcionaba lo sustraído.

Las mujeres, de forma individual o en pareja, elegían a las víctimas, preferiblemente de edad avanzada, y se acercaban a ellos ganándose su confianza llegando a realizar ofrecimientos de carácter sexual. En poco tiempo, y sin que se percatasen los afectados, les sustraían los objetos de valor.

Una vez logrado el objetivo, el conductor recogía al resto de la banda y desaparecían del lugar a gran velocidad para después poner los objetos robados en el mercado negro o en locales de compra venta de oro.

Tras una denuncia de un hombre de 76 años en Calpe, se estableció un dispositivo de localización de la banda, que dio sus frutos en Benidorm cuando las dos mujeres se disponían a realizar otro hurto.

Los agentes les dieron el alto, pero éstas huyeron hasta el coche en que les esperaban los dos hombres. La policía logró interceptarles y en el interior del vehículo encontraron un reloj de alta gama que había sido sustraído.