El pleno del parlamento catalán durante la anterior legislatura
El pleno del parlamento catalán durante la anterior legislatura - ABC

Nuevos «guiños» de los comunes al bloque independentista

Los de Colau y Doménech van a compartir bancada con Junts Per Catalunya, ERC y la CUP

Catalunya en Comú, a favor del voto delegado de Junqueras, Forn y Sánchez desde prisión

BARCELONAActualizado:

Catalunya en Comú, la formación impulsada por Ada Colau y Xavier Domènech, ha tomado hoy una decisión que acerca a comunes e independentistas, al menos físicamente. A partir del miércoles, los diputados de esta coalición que incluye la marca catalana de Podemos se sentarán al lado de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP.

Según han explicado fuentes parlamentarias a Ep, los comunes tienen la intención de abandonar el lado derecho de la cámara que ocupaban hasta ahora junto a Ciudadanos, el PSC y el PP, para pasarse al izquierdo, al lado de los diputados independentistas. Este movimiento hará que todos los electos soberanistas no quepan en el lado izquierdo del pleno, así que ocho diputados de JpC -la lista encabezada por Carles Puigdemont- se desplazarán al lado derecho junto a Cs, el PSC y el PP.

Curiosamente ocho son también los diputados independentistas que a día de hoy no pueden asistir a los plenos porque están en Bélgica o en prisión, como es el caso del propio Puigdemont o de Oriol Junqueras.

Las fuentes consultadas aseguran que los independentistas han impuesto esta nueva distribución sin negociarlo con los otros grupos presentes en el Parlament y reclaman explicaciones a los comunes para que digan «por qué han elegido sentarse con los independentistas y a cambio de qué». A su vez, desde Catalunya En Comú aseguran que no han pactado esta nueva ubicación pero que, al no haber acuerdo entre los grupos sobre cómo sentarse en el pleno, ya les parece bien la propuesta de los independentistas.

A favor del voto delegado de los presos

La número dos de los comunes, Elisenda Alamany, ha revelado hoy que su grupo es partidario de que los tres diputados electos que están en la cárcel puedan delegar su voto en el pleno de constitución del Parlament del miércoles. «Si la gente que está en prisión se pudo presentar a las elecciones, deberían poder delegar su voto», ha argumentado en una rueda de prensa desde la Cámara, en la que ha defendido que esto no supone contradecir el informe de los letrados hecho público el lunes.

Este informe es contrario a que el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el exconseller de Interior Joaquim y el antiguo líder de la ANC Jordi Sánchez puedan delegar su voto pero concluye que la decisión la debe tomar la Mesa de Edad del Parlament que dirigirá el pleno del miércoles.

Alamany ha concluido su posicionamiento asegurando que permitir que los presos deleguen su voto supone garantizar «los derechos políticos» que merecen tras presentarse a las elecciones. No obstante, los comunes creen que es pronto para opinar si pueden delegar el voto los cinco diputados electos soberanistas huidos en Bélgica.