Los motoristas son uno de los colectivos con más riesgo de sufrir un accidente en Barcelona
Los motoristas son uno de los colectivos con más riesgo de sufrir un accidente en Barcelona - INÉS BAUCELLS

El RACC apuesta por dejar a las motos ir por los arcenes de acceso a Barcelona en hora punta

Pide una prueba piloto en las vías más utilizadas, como la Diagonal, para ver si la iniciativa rebaja el riesgo de accidentes de los motoristas

BARCELONAActualizado:

Propuesta innovadora del RACC para conseguir rebajar la accidentalidad de las motos, uno de los transportes que, aunque nno son los más utilizados en Barcelona, son los que más sufren los accidentes de tráfico graves. La asociación apuesta por permitir que las motos circulen por los arcenes de los accesos a la ciudad catalana en momentos de congestión y hora punta y pide un estudio y una prueba piloto para ver la viabilidad y efectividad de la medida.

La idea inicial del RACC, que se ha avanzado hoy en rueda de prensa, pasa por habilitar el arcén en algunas vías, como la avenida Diagonal –pero no las rondas–, para que puedan ser utilizados por los vehículos de dos ruedas cuando haya mucha congestión. «De hecho, es lo que ya ocurre ahora, pero ahora no está permitido», recordó el presidente de la asociación, Josep Mateu.

La legalización de este uso se testearía primeramente con una prueba piloto, se permitiría en vías suficientemente anchas para garantizar la seguridad del motorista y funcionaría con señalización variable, velocidad limitada y con la obligación de que las motos circularan en fila.

La recomendación deriva del estudio específico que la asociación catalana ha presentado sobre la movilidad en moto en los accesos de Barcelona, que constata el aumento de este tipo de desplazamientos. Según el informe, desde 2008 los viajes entre el Área Metropolitana y la capital ha crecido en un 41%. La consecuencia más preocupante de este aumento del uso de las motos por los accesos a Barcelona es, constata el estudio, tienen un riesgo de accidente grave o mortal cinco veces superior al de los coches.

Del mismo estudio se desgrana que el 65,8% de los motoristas tienen un buen comportamiento, pero que una de cada tres motos, normalmente las de gran cilindrada, suele realizar una maniobra de riesgo al día y en hora punta. Además, se destaca que las situaciones que más peligro suponen para estos conductores son los cambios de carril o los frenazos repentinos de coches, concluye el estudio.

Para minimizar estos riesgos, además de la prueba piloto por el arcén, el RACC exige más aparcamientos de motos en las entradas de la ciudad, que faciliten su estacionamiento y fomenten así el uso del transporte público, y también más elementos de seguridad para las dos ruedas: con la obligación de incorporar ABS de serie a las motos de menos de 125cc y concienciar sobre las ventajas de conducir con ropa de protección obligatoria.

Alcoholemia cero

El RACC también pide más controles en hora punta, especialmente en la carretera B-20, que es la más utilizada por los motoristas que entran en la ciudad y deja en el aire la posibilidad de aplicar la alcoholemia cero para motoristas para prevenir accidentes. Finalmente reclama más cursos de formación y campañas de concienciación a todos los agentes implicados.