Alberto Fernández - TRIBUNA ABIERTA

La no Navidad de Colau Alberto Fernández

En Barcelona parece que Colau quiere una Barcelona sin tradiciones, ni raíces, ni valores cristianos

- Actualizado: Guardado en: Cataluña

Se inicia el mes de diciembre y con ello llega la Navidad, un momento para conmemorar el nacimiento de Jesús y celebrar los últimos días del año con familia y amigos. Pero en Barcelona parece que Colau quiere una Barcelona sin tradiciones, ni raíces, ni valores cristianos. Si quieren comprobarlo, les invito a darse una vuelta por la plaza Sant Jaume, delante del Ayuntamiento de Barcelona podrán descubrir el presunto ‘pesebre’ en forma de esferas gigantes de Ada Colau. Un belén sin figuras, que confirma que la alcaldesa Ada Colau no celebra la Navidad. Los barceloneses este año tendremos que usar la imaginación, desde un punto de vista surrealista, para poder comprender que los Reyes Magos de Colau, no se llaman Melchor, Gaspar y Baltasar, sino que son el poeta Josep Vicenç Foix, el pintor Joan Miró y el compositor Pau Casals. No ponemos en duda que los tres eran unos magos de la literatura, el arte y la música, pero no se entiende que estos sean las nuevas figuras del belén de Barcelona.

Desde el PP hemos exigido al consistorio un pesebre tradicional de Navidad y no un homenaje al solsticio de invierno, tal como pretende Colau. No tiene ningún sentido promover un pesebre sin figuras, cuando debería ser un elemento de atracción ciudadana, en particular para las familias con niños pequeños, que buscan ver las figuritas de los Reyes Magos o el portal con el niño Jesús. ¿Como explicarán los padres o abuelos a sus hijos o nietos que en el belén de Barcelona no tiene figuras?

La alcaldesa Colau debería darse una vuelta por la Feria de Santa Llúcia, a escasos metros del ayuntamiento, para que así los vendedores de pesebres le expliquen en que consiste eso de, ‘montar un belén’.

El ‘postureo’ de Colau como alcaldesa le lleva a otra polémica innecesaria, lo demuestra las declaraciones de su socio de gobierno del PSC, Jaume Collboni, que aseguraba que sin polémica, el pesebre no sería lo mismo, dejando claro que se busca generar un debate que desde tiempos del Tripartito municipal del alcalde Joan Clos o Jordi Hereu no sucedían. Ahora solo falta que Colau recupere los famosos árboles de Navidad a pedales de Inma Mayol, con un coste de 240.000€, pagados por todos los barceloneses y que llevan años olvidados en los almacenes municipales.

Recuerden también que el año pasado Colau eliminó la pista de hielo de Plaza Cataluña para instalar una supuesta Feria de Navidad, donde se cantaban canciones proetarras. Además quiso atrasar el encendido de luces navideñas y ya nos coló un pesebre urbano, nada tradicional. Sin duda, lo siguiente será suprimir a los Reyes Magos de la cabalgata. Por eso, le pedimos a la alcaldesa Ada Colau, altura institucional poniendo Barcelona por encima de su sectarismo actual y por encima de las siglas de su propio partido, que recuerde que únicamente obtuvo el voto de uno de cada cuatro barceloneses y que además gobierna con la minoría más absoluta de la democracia. Barcelona si quiere celebrar la Navidad.

Alberto Fernández es presidente del grupo municipal del PP en Barcelona

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios