Cataluña

Los médicos se unen a sindicatos y patronal y expresan sus recelos respecto a la gestión de Comín

El presidente de los facultativos de Barcelona afirma que el debate sobre la titularidad de los hospitales no es el problema principal de la sanidad catalana sino la falta de recursos

El consejero de Salud, Antoni Comín, en el Parlament
El consejero de Salud, Antoni Comín, en el Parlament - EFE
E. A. Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cataluña

Primero fueron los sindicatos y la patronal del sector y ahora se suman los médicos. La cruzada para desprivatizar la sanidad pública del consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, no para de sumar detractores. El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha cuestionado hoy abiertamente en una entrevista telefónica las prioridades de la política sanitaria del consejero. Padrós ha admitido que no comparte muchas de las decisiones del consejero. A su entender, «nacionalizar» la sanidad no debe ser la prioridad, sino garantizar «su calidad».

«Los sistemas sanitarios de los países más avanzados de Europa están centrando el debate, no en la titularidad de quién presta el servicio, sino en la calidad» y «el debate debemos situarlo en cómo conseguimos más recursos por el sistema», apunta el presidente del COMB.

«Siempre le he manifestado nuestras inquietudes»

Admite también que no siempre ha compartido las medidas adoptadas por el titular de Salud de la Generalitat. «Nuestra interlocución con el gobierno es el consejero Antoni Comín. Mantenemos una relación fluida, pero eso no quiere decir que lo compartimos todo. Siempre le he manifestado nuestras inquietudes», ha confesado el presidente de los médicos de Barcelona.

Sobre la nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, Padrós ha opinado que «el hecho de que sea catalana no tiene por qué ser una garantía de nada», informa Efe.

«A la ministra la conozco desde hace muchos años. Ella es consciente de que aterriza en un sector donde la mayoría de competencias están traspasadas y ella no lo conoce. Sí que quiso mostrar que sabe que el diálogo en este sector es muy importante», ha concluido Padrós.

Antes de Jaume Padrós, los principales sindicatos del sector ya habían expresado sus recelos respecto a los planes de «nacionalización» exhibidos por el consejero. La desconexión de la red hospitalaria pública (Siscat) de la Clínica del Vallès (operación que se cerró el pasado agosto) y del Hospital General de Catalunya (HGC), prevista para finales de año, han sido también muy criticadas por los trabajadores. Los sindicatos de los centros afectados temen que «la estrategia política del consejero» acabe impactando negativamente en la estabilidad laboral del sector.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios