Ángel Hernández Guardia - Tribuna Abierta

España en el corazón Ángel Hernández Guardia

El «problema catalán» no existe y es la nación española quien tiene que solucionar definitivamente y sin complejos, la definición de su ser, de sus valores y principios

- Actualizado: Guardado en: Cataluña

A propósito de la Diada (nacional) de Cataluña, hemos asistido de nuevo a la interesada elevación de lo que acontece en esta región a la categoría de “problema catalán “lo que, desde hace más de un siglo ha denominado así, tanto el catalanismo como el pensamiento débil de la intelectualidad española (incluido José Antonio Primo de Rivera).

Hemos leído recientemente que “como -una parte- de los catalanes lo piden, hay que solucionarles el problema”. ¿Y las otras dos partes? ¿no queremos nada o lo que queramos no necesita soluciones políticas?

Se afirma: -una parte- de los catalanes no están satisfechos con la Constitución y con su desarrollo” y nos preguntamos ¿Y las otras dos partes?; estamos convencidos que el mismo porcentaje de catalanes que respaldamos la Constitución en Cataluña, estamos disconformes y descontentos con los resultados de su desarrollo, pero unos en un sentido distinto al de otros.

Unos, la mayoría, seguimos respetando el pacto constitucional, que ratifica y renueva el pacto fundacional de la Nación española y otros, minoritarios, que no solo no guardan lealtad al compromiso adquirido, sino que buscan violentarlo y romperlo si les fuese posible.

Está minoría anticonstitucional lo que discute y niega, también desde hace más de un siglo, es la existencia de la Nación española propiamente, en donde coinciden, sectores ciertamente minoritarios de todo el espectro político nacional, regional, cantonal y hasta religioso, minoritarios si, por elitistas, pero con mucho poder económico y de influencia social.

Por eso desde los catalanes que llevamos España en el corazón, afirmamos que no existe el “problema catalán” y que es la nación española quien tiene que solucionar definitivamente y sin complejos, la definición de su ser, de sus valores y principios, de su identidad cultural y tradicional y el orgullo patriótico de su historia, asumiendo sus errores y sus aciertos y rechazando leyendas negras o interesados discursos xenófobos hacia lo español, tanto internos como internacionales.

Fueron los grupos parlamentarios socialistas vascos y catalanes (eran otros tiempos) quienes el 19 de diciembre de 1980 presentaron en el Congreso una proposición de ley con el fin de declarar el día “Nacional” de España y se aportó como fundamento el preámbulo de la CE, que «el pueblo español ratificó mayoritariamente, en paz y en libertad.». La Constitución supuso la apertura de una nueva etapa en la vida del pueblo español presidida por los principios de justicia, libertad y convivencia democrática. Eso es lo que el próximo 12 de octubre reivindicamos en Barcelona la parte de catalanes que llevamos España en el corazón.

Ángel Hernández Guardia es presidente MC 12 Octubre y miembro del Comité Oficial Organizador

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios