Artur Mas y Germà Gordó, en una foto de archivo
Artur Mas y Germà Gordó, en una foto de archivo - INES BAUCELLS

Convergència cobró un millón en mordidas en la «era Mas»

Un informe de la Guardia Civil en el caso 3% analiza 24 adjudicaciones de obras públicas

BARCELONAActualizado:

Convergència se financión ilegalmente también durante la presidencia de Artur Mas. Así lo sostiene la Guardia Civil en un informe presentado al juez de El Vendrell (Tarragona) que investiga el caso 3%. La Benemérita cifra en 1.040.800 euros las 'mordidas' que el partido cobró de 2008 a 2013 a varias empresas a cambio de concesiones de obras públicas.

La Guardia Civil hace estos cálculos en base al análisis de 24 expedientes de licitaciones de obras públicos de administraciones públicas que controlaba la formación convergente, entre ellas la Generalitat y algunos ayuntamientos. Estos expedientes tenían un presupuesto de licitación de 218.759.664 euros.

El informe cruza estos datos con las donaciones que diversas empresas hicieron en este periodo a tres fundaciones afines al partido que presidía Mas: la entidad catalanista CatDem, Forum Barcelona y Fundació Privada Òmnium. Se gestionaban "bajo el principio de caja única" de Convergència, según la Benemérita. Estas tres entidades declararon a Hacienda que de 2008 a 2013 que recibieron donaciones por un importe de 10.244.180 euros.

La Guardia Civil sostiene que 1.040.800 euros de ese dinero está vinculado a a la adjudicaciones de obras. Además, "existen otro tipo de pagos que no se encuentan tasados económicamente vinculados a estas adjudicaciones como entradas a partidos de fútbol, viajes, alojamientos de hotel y organización de otros eventos como cacerías".

La Fiscalía Anticorrupción pidió hace unos días al Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell que envíe la causa a la Audiencia Nacional para que continúe allí la instrucción del caso. La Audiencia de Barcelona ya concluyó, en la sentencia del caso Palau, que Convergència había cobrado 'mordidas', en ese caso un total de 6,6 millones a Ferrovial hasta 2009. Ahora, la justicia pone la lupa en la época inmediatamente posterior.