Casa familiar de Lorena Enebral en Valleruela de Pedraza (Segovia)e
Casa familiar de Lorena Enebral en Valleruela de Pedraza (Segovia)e - ICAL
SOCIEDAD

Valleruela de Pedraza suspende los actos festivos como homenaje a la cooperante

El municipio segoviano, del que eran originarios los padres, «muy afectado por un duro golpe»

VALLADOLIDActualizado:

En la localidad de Valleruela de Pedraza, de donde eran los padres de Lorena Enebral Pérez, la cooperante asesinada este lunes en Afganistán, la noticia de su muerte fue «un duro golpe». Aunque su presencia en el municipio era cada vez menos habitual por su trabajo en el extranjero, «a veces venía con sus padres», según recuerda su alcalde, Gregorio Enebral, primo del progrenitor de la fallecida. El regidor recuerda que era una «chica muy guapa que hablaba con todo el mundo y se hacía querer».

El municipio, de menos de un centenar de habitantes, duplica estos días su población con la celebración de las fiestas patronales, que vivieron ayer un último día especial al decidir que la verbena prevista se suspendiera en su recuerdo. También, el cura del municipo tuvo un recuerdo para la joven asesinado al rezar un responso y una Salve. El municipio ha decretado tres días de luto oficial.

La Diputación de Segovia, por su parte, condenó «el asesinato de nuestra paisana, un ejemplo de los muchos segovianos que trabajan como cooperantes por todo el mundo y desarrollan una labor social imprescindible en países muy necesarios de ayuda». Desde la institución provincial se lamenta que «el fatal destino que querido que perdiera la vida en el día grande para los naturales de Valleruela de Pedraza, en el que celebran la tradicional romería de la Virgen del Amparo».