Emiliano García-Page, en el centro, con el consejero de Haciendo y los líderes sindicales de la región
Emiliano García-Page, en el centro, con el consejero de Haciendo y los líderes sindicales de la región - ABC

La Junta anuncia 8.400 plazas en Educación y Sanidad en los próximos tres años

El presidente García-Page firma en Cuenca con los líderes de CCOO y UGT el III Acuerdo por la Estabilidad en el Empleo que afecta a 30.000 trabajadores que desempeñan labores en la Adminitración regional

TOLEDOActualizado:

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha anunció que las ofertas de empleo público en la región se podrán incrementar hasta las 8.400 plazas en Educación y Sanidad en los próximos tres años gracias a la propuesta de eliminar la tasa de reposición para los servicios públicos fundamentales. Ruiz Molina hizo estas declaraciones durante la firma entre el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y los líderes regionales de CCOO y UGT el III Acuerdo para la Estabilidad en el Empleo, que afecta a cerca de 30.000 trabajadores que desempeñan labores para la Administración regional a través de distintas empresas. Un convenio, el tercero que se firma de estas características después de los rubricados en 1998 y 2007, que tiene como objetivo reducir la brecha en las condiciones laborales existentes entre los trabajadores públicos y quienes desempeñan una labor para la Administración regional.

Así, García-Page subrayó que una de las «grandes perversiones» de la crisis económica sufrida en los últimos años ha sido el intento de algunos de «convertir a las víctimas en culpables» y añadió que la Administración regional no puede servir para que algunas empresas «hagan caer sobre sus trabajadores» todo el gasto económico de la crisis ni pueda abusar de ellos. El presidente regional lamentó que la Reforma Laboral de 2012, cuya derogación exigió, haya supuesto una pérdida del equilibrio que existía entre patronal y sindicatos, y entendió que desde su entrada en vigor la tendencia ha sido hacia la «precarización constante» del empleo.

García-Page recordó, además, el compromiso de que, en septiembre, una vez estén aprobados los presupuestos de la Junta para este año, «los empleados públicos recuperarán el 1,5 % de salario que se les recortó en la pasada Legislatura por la llamada ‘tasa Cospedal’». Además, esa recuperación de poder adquisitivo se sumará el aumento del 1 % del salario de los funcionarios aprobado por el Gobierno central y que se aplicará a partir de la nómina de este mes y con efecto retroactivo desde enero de 2017.

Se trata de conseguir la «recuperación de derechos» perdidos durante la anterior Legislatura y «devolver las cosas a su sitio» tras cuatro años de recortes, afirmó. Asimismo, indicó que la aprobación de los presupuestos de Castilla-La Mancha supondrá que, desde el curso 2017-2018, los docentes interinos recuperarán los doce meses de salario anuales que perdieron en el anterior mandato y lamentó que haya quienes pretendan que esta recuperación paulatina de derechos se haga «sin presupuesto ni dinero para pagarlo».

De la Rosa y Pedrosa

El secretario general de CCOO Castilla-La Mancha, Francisco de la Rosa, subrayó que este acuerdo viene a impedir «la explotación de los trabajadores» y a blindar los derechos mínimos de aquellos que trabajan para la administración. Explicó que todo aquel que trabaje para la Administración tiene que hacerlo en unas condiciones dignas y, así, «garantizará una prestación de servicios públicos de calidad».

Su homólogo en UGT, Carlos Pedrosa, expresó su satisfacción por la firma del tercer acuerdo, aunque lamentó que no sea el cuarto, pues «en la pasada legislatura se deterioraron las condiciones laborales de los trabajadores afectados». Pedrosa hizo hincapié en que el acuerdo se ha firmado en Cuenca, una provincia cuya Diputación se ha negado a participar en el Plan de Empleo de la Junta.