SANIDAD

Las ambulancias ven con «estupor» que los taxis lleven pacientes

La ambulancia es el «único vehículo adecuado» para el transporte de enfermos, argumentan

La Junta analiza un primer borrador para regular las funciones del sector del taxi
La Junta analiza un primer borrador para regular las funciones del sector del taxi
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

La Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias (Anea) ve «con alarma y estupor» que los taxis de Castilla-La Mancha puedan transportar pacientes, un hecho que, a juicio de este colectivo, supondría «un gran paso atrás en la atención sanitaria a determinados pacientes». En un comunicado, Anea se refirió a la reunión del Consejo de Gobierno de esta semana, que analizó un primer borrador de decreto para regular el sector del taxi en la región que, entre otras novedades, posibilitará la utilización de estos vehículos para el transporte de personas a centros sanitarios, por ejemplo, para la diálisis.

Anea argumenta que respeta que el sector del taxi busque su cuota de mercado, que podría ser el transporte social o de colectivos donde el criterio no sea sanitario, pero ha subrayado que «los pacientes de diálisis son enfermos renales, y como enfermos con necesidades especiales tienen derecho a utilizar una ambulancia en sus traslados al hospital».

Explica, en este sentido, que una ambulancia es el «único vehículo adecuado» para el traslado de pacientes por varias razones, entre ellas que sus conductores tienen titulación de FP de grado medio en Técnico en Emergencias Sanitarias y experiencia en atención a pacientes y que las ambulancias son vehículos sujetos a «estrictos» protocolos de limpieza y desinfección.

Asimismo, Anea indica que los pacientes de diálisis son enfermos que tras el tratamiento, necesitan asistencia «que sólo una ambulancia equipada y un técnico experto les puede proporcionar», como camilla para tumbarse si se marea, botella de oxígeno, botiquín o bolsas especiales para desechos.

Además, a partir de enero de 2017 todas las ambulancias incorporarán un desfibrilador semiautomático en su equipamiento.

«Es un contrasentido que mientras por un lado se invierta en equipamiento y se incremente el nivel de exigencias a las ambulancias, se utilicen taxis sin ningún requerimiento específico para trasladar enfermos», indicó el colectivo.

Anea también señala que la legislación establece que para el transporte sanitario por carretera «será necesaria la previa obtención por las personas que pretendan llevarlo a cabo de la correspondiente autorización administrativa que habilite para su prestación». Esta autorización «sólo es posible» para vehículos de transporte sanitario.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios