CASTILLA-LA MANCHA El Presupuesto avanza tras el no a la enmienda a la totalidad del PP

Los populares creen que estas nuevas cuentas autonómicas son «antisociales y suben los impuestos»

Una de las discusiones del pleno entre Vicente Tirado y Jesús Fernández Vaquero
Una de las discusiones del pleno entre Vicente Tirado y Jesús Fernández Vaquero - Ana Pérez Herrera
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en: España

Aunque este jueves, en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, el protagonismo se lo llevaron los nuevos miembros y cargos de Podemos en la Cámara autonómica, los diputados del Partido Popular hicieron todo lo posible para acaparar la atención de los medios. Así, poco antes de que comenzara el debate parlamentario, todos ellos salieron a la sala de prensa, pertrechados de folios y tazas con pegatinas con mensajes con letras grandes, para mostrar su oposición al acuerdo entre PSOE y Podemos para sacar adelante la Ley de Presupuestos y la Ley en Materia de Gestión y Organización de la Administración.

Este precisamente fue este jueves el leitmotiv de los dos debates propuestos por el PP en el pleno de las Cortes, donde los populares presentaron dos enmiendas a la totalidad de ambos proyectos de ley. El último punto del orden del día versó sobre los nuevos prespuestos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2017, de los cuales los populares dicen que son «falsos, antisociales, engañan y estafan a los ciudadanos y además suben los impuestos».

El texto presentado por los populares señalaba en su justificación que «el presupuesto es el proyecto de ley más importante del año y se están evitando controles sustanciales en su tramitación, como el dictamen preceptivo del Consejo Consultivo».

La enmienda a la totalidad del PP,con solicitud de devolución del proyecto de presupuesto al Consejo de Gobierno, fue rechazada en el pleno de las Cortes con 17 votos en contra —15 del PSOE y 2 de Podemos— frente a los 16 a favor del PP. A partir de ahora se abre un plazo de siete días para la presentación de enmiendas parciales.

Para defender el proyecto de ley de presupuestos, el primero en salir a la tribuna de oradores fue el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien destacó que estas nuevas cuentas regionales suponen «un nuevo impulso a los avances sociales y económicos que se contenían en el presupuesto de 2016, tratando de mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos de la región».

El consejero, que fue desgranando algunas de las partidas principales, explicó que el montante total asciende de estos nuevos presupuestos asciende a 8.941 millones, un 6,2% más, lo que en términos absolutos se traduce en 521 millones con respecto al presupuesto de 2016. Además, señaló, el presupuesto no financiero es de 7.170,1 millones, lo que supone un incremento de 277,8 millones en relación al del año pasado, que en porcentaje supone un 4% más. «Y, como el de 2016, es un presupuesto diseñado para cumplir con el objetivo de déficit y con el de deuda pública», dejó claro Ruiz Molina.

Con respecto a los presupuestos que se presentaron en enero, el titular de Hacienda indicó que se incluyen un total de 16 novedades, que suponen en total 59 millones de euros, mientras que en materia de ingresos, Ruiz Molina respondió al PP que «los impuestos en 2017 no se tocan, es decir, no hay subida de impuestos».

«Fuera de tiempo»

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, fue el encargado de defender la enmienda a la totalidad de los presupuestos autonómicos. Así, lamentó la «inestabilidad» que vive Castilla-La Mancha al presentar, por tercera vez, unos presupuestos «fuera de tiempo y deprisa, buscando recuperar los privilegios de altos cargos del PSOE y Podemos».

Cañizares recordó que ellos ofrecieron al presidente Page la posibilidad de apoyar los presupuestos si había una bajada de impuestos y se equiparaban a los de la Comunidad de Madrid. «No han querido, han preferido pactar con Podemos, meterlos en el Gobierno y en Fuensalida para que Page se reconciliara con Pedro Sánchez», señaló.

Por su parte, el diputado de Podemos David Llorente subrayó que con las cuentas presentadas para este año se cumple el objetivo de déficit y se aumenta el gasto social. «No son nuestros presupuestos, son los del PSOE», afirmó Llorente, quien añadió que, no obstante, contienen aspectos del Plan Podemos y determinados avances en relación con los docentes interinos, la recuperación de la «tasa Cospedal» y de la tarjeta joven de transporte, e incluye recursos para la retirada del amianto o la agricultura ecológica.

El diputado de Podemos aseguró que no van a ocultar sus «diferencias con el PSOE ni a firmar ningún cheque en blanco» y, en ese sentido, explicó que discrepan, por ejemplo, del modelo de gestión externalizada que los socialistas pretenden imponer en comedores escolares o de residencias. Por eso, avanzó su intención de «seguir mejorando» el proyecto de ley a través de enmiendas parciales.

Toda la actualidad en portada

comentarios