Juan Miguel Esteban
Juan Miguel Esteban - ABC

Historia de superación: De estar en prisión con 130 kilos a ser atleta de triatlón de alta competición

Juan Miguel Esteban competirá en el Ironman de Lanzarote, 180,2 kilómetros. Dará una charla a los reclusos de la isla para animarles a ponerse metas. Afirma que en las cárceles hay gente buena y presa hasta por multas de tráfico

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Se llama Juan Miguel Esteban y tienen una gran historia de superación. Era preso por «un error que cualquiera puede tener en la vida» y por espacio,de siete años aprovechó el tiempo. Este mes de mayo corre el triatlón de Lanzarote y dará una conferencia para reclusos en la prisión de Tahíche.

Esteban encontró en el deporte una salida a su reclusión. Tenía un peso de 130 kilos porque era culturista y comenzó a dar vueltas en un campo de fútbol sala de 120 metros cuadrados. Poco a poco se sintió fuerte y, con mucha disciplina, comenzó hasta correr tres horas seguidas. No había otra cosa que hacer que entretenerse en algo.

La prueba de Lanzarote no es un entretenimiento. Es durísima y forma parte del circuito internacional de Ironman. Hay que recorrer en las tres modalidades 180,2 kilómetros. Espera que sirva para que otros presos sepan que hay vida más allá de las cuatro paredes de la celda.

«Hay que tener fuerza de voluntad y sacrificio, todo es porponerlo, no hay que tener excusas porque hay gente que está encerrada y corren. La gente que está fuera, diciendo que no tiene GPS, no tienen valor, y hay pensar que hay gente que está tirando para adelante», afirma a «Maratón Radio» Juan Miguel Esteban.

Espera que la prueba de Lanzarote será un ejemplo para que otros reclusos se animen a afrontar objetivos

Recuerda el apoyo de otros presos como Juan, Iván, Álex, Quique, familiares como sus primos Carlos y Jesús. «Quiero decirle a la gente que está encerrada que luchen por sus objetivos porque si yo he podido, puede hacerlo cualquier persona».

Agrega que para cumplir retos en la vida «no hace falta obsesionarse» pero el deporte «sirve para conseguir objetivos, como en la vida real» porque «en prisión hay gente buena» y que «hoy en día cualquier persona por una multa de tráfico puede verse ahí».