Tribunales

Una suegra acaba en la cárcel tras intentar romper el matrimonio de su hija

Guardó droga en la nevera de la pareja, llamó a la Policía y dijo que su yerno la había amenazado de muerte

La suegra entregó a la Policía diversas drogas y acusó a su yerno. Al final, él ha sido absuelto y ella condenada
La suegra entregó a la Policía diversas drogas y acusó a su yerno. Al final, él ha sido absuelto y ella condenada
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Una suegra ha acabado en la cárcel tras fallarle el plan que al parecer había tramado para intentar romper el matrimonio de su hija. Según ella misma confesó, le habían echado las cartas y le había dicho que su marido no era buena para ella. Los tres convivían en el mismo piso.

Los hechos se remontan al 24 de febrero del año pasado. Ese día, la ahora condenada llamó a la Policía pidiendo ayuda. Dijo que temía por su vida, que su yerno la había amenazado de muerte tras una fuerte discusión doméstica.

Cuando los agentes llegaron al domicilio familiar situado en el zaragozano barrio de Valdespartera -madre, hija y yerno son naturales de Calatayud, pero residen en Zaragoza-, la suegra sacó diversas cantidades de droga de la nevera se las mostró a los agentes.

En total, sacó del frigorífico casi 20 gramos de anfetamina (speed), y dos pastillas de metanfetamina o éxtasis, droga que en total está valorada en 688 euros.

La suegra acusó al yerno de ser el dueño de la droga. Tiempo después se desdijo y trató de endosarle el estupefaciente a una amiga de su hija, que era la que -según su testimonio- le había echado las cartas.

Al final, la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a la suegra, que pasó de ser supuesta víctima denunciante a ser considerada culpable de un delito de tráfico de drogas por la cantidad de estupefaciente que sacó de la nevera.

El fiscal retiró la imputación que inicialmente pesaba contra la hija, Cristina G.D., de 39 años. Y, aunque mantuvo la acusación contra el yerno, Jesús Manuel T.T., de 43, el tribunal considera que no hay elementos suficientes de prueba como para incriminarle, por lo que considera como única culpable a su suegra, María Luisa D.V, de 55 años.

Ha sido condenada a tres años de prisión y a mil euros de multa. En la sentencia, la Audiencia de Zaragoza ha tenido en cuenta, como atenuante, el trastorno psicótico que padece la suegra, al entender que puede provocar una alteración parcial de la voluntad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios