Sociedad

Renfe lleva «obligando» a viajar gratis en un tren desde hace año y medio

Los viajeros de varias localidades de la línea Tarragona-Zaragoza no pueden pagar por falta de taquillas y de revisores

Es una de las líneas de media distancia que discurren entre Cataluña y Aragón
Es una de las líneas de media distancia que discurren entre Cataluña y Aragón - Fabián Simón
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Decenas de personas que usan a diario un tren que conecta Tarragona con Zaragoza viajan gratis. No lo hacen por picaresca, sino porque Renfe -subrayan- les fuerza a ello: ni hay taquillas en sus estaciones para sacarse el billete, ni hay revisores en los trenes a los que poder abonarles el viaje. Además, no es una circunstancia puntual sino que se viene produciendo de forma ininterrumpida desde hace año y medio. El resultado: miles de viajes no cobrados.

No se sabe cuándo se solventará la situación. Mientras tanto, es un lucro cesante que suma y sigue para Renfe en una línea que, además, desde hace años consta entre las que le generan pérdidas, números rojos recurrentes. De hecho, es un trayecto de media distancia con paradas en estaciones de un buen número de localidades zaragozanas, entre ellas Caspe, Fayón, Fabara o Nonaspe.

Lejos de alegrarse de no pagar por el viaje, los usuarios piden a Renfe que acabe con esta situación. Lo reclaman por varios motivos. El primero de ellos, porque temen que sea la antesala de la supresión de estos trenes: al no constar como viajeros, las estadísticas de usuarios se hunden. El segundo de ellos, porqueal no sacarse billetes están viajando sin seguro ante cualquier siniestro que pueda producirse en el trayecto en tren.

El alcalde de Caspe, Jesús Senante, insiste en que la situación no es de recibo y que Renfe debe ponerle solución de inmediato. «Llevamos año y medio así, es una anomalía manifiesta y de calibre, lo denunciamos ya ante Renfe en el año 2015 y sigue sin haberse subsanado», explica Senante.

Este alcalde explica a ABC que el problema se produjo cuando se cerraron las taquillas de estaciones como Caspe. Ya no había personal alguno que expidiera billetes. Como alternativa «Renfe colocó unas máquinas expendedoras automáticas, pero no han funcionado nunca», indica.

La situación que se da en Caspe se extiende al resto de paradas intermedias de esta línea de media distancia de Renfe que conecta Tarragona con Zaragoza.

El resultado es que los viajeros tienen que subir al tren forzosamente sin billete. Luego tienen que esperar a que pase el revisor para cobrarles en ruta. Pero es habitual que el revisor no apareza. Lisa y llanamente, porque muchos de estos trenes también circulan sin revisores, así que no hay forma de que los viajeros que se montan en estaciones intermedias puedan pagar por el recorrido. Sí lo hacen a la vuelta, porque si parten de estaciones grandes como Zaragoza ahí sí que se sacan el billete y se exige para acceder al tren.

«Calculamos que de siete días que tiene la semana, cuatro no hay revisores en estos trenes», explica el alcalde de Caspe, cuyo ayuntamiento ha promovido -a iniciativa de Chunta (CHA)- un acuerdo denunciando la situación y exigiendo soluciones. La moción de la Chunta cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos municipales, afirma el alcalde.

El peculiar caso también ha generado malestar en el Gobierno aragonés, que igualmente exige una solución inmediata a Renfe después del año y medio que se arrastra con el mismo problema. El Ejecutivo autónomo hace años que paga para mantener líneas deficitarias como esta que pasa por Caspe, un convenio con Renfe que ahora es objeto de controversia entre el Gobierno aragonés y la empresa estatal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios