Sociedad

El nuevo hospital de Alcañiz se aplaza y no estará listo, como mínimo, hasta el año 2021

El Gobierno aragonés ha estirado el calendario de obras un año más y prevé que cueste en total 80 millones de euros

El consejero aragonés de Sanidad, Sebastián Celaya, presentó este martes el nuevo plan de obras
El consejero aragonés de Sanidad, Sebastián Celaya, presentó este martes el nuevo plan de obras - ABC
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Más de un año después de que anulara el contrato de concesión con el que el anterior Gobierno aragonés PP-PAR había adjudicado la construcción del hospital de Alcañiz (Teruel), el actual Ejecutivo regional PSOE-Chunta ha aprobado el nuevo plan de obras y lo ha hecho estirando un año más el calendario previsto.

Así, la construcción se prolongará durante cinco años, no estará terminado, como mínimo, hasta el año 2021. Se prevé que cueste unos 80 millones de euros.

Los presupuestos con los que se licitarán las obras de edificación del nuevo hospital asciende a 80,6 millones de euros. A ellos se suman otros 1,24 millones de euros de otros conceptos que se licitarán también, como la dirección de obra.

El Ejecutivo regional ha justificado el retraso añadido -cinco años para las obras, que se prevén inicar en marzo o abril de 2017, frente a los cuatros años previstos inicialmente en el proyecto- a la «necesidad de cumplir con la estabilidad presupuestaria que exige el Gobierno central» a la Comunidad autónoma.

Este nuevo hospital es esperado desde hace años por los alrededor de 80.000 habitantes del Bajo Aragón a los que ha de prestar servicio. Lleva años acumulando demoras sobre los calendarios que sucesivamente se han ido anunciando desde la Administración regional.

El anterior Gobierno PP-PAR decidió que, en vez de construir y pagar el hospital de forma directa, el proyecto saliera a concurso como concesión de obra pública. Es decir, las constructoras no solo iban a encargarse de la edificación, sino también de la explotación del complejo sanitario, por lo que iban a cobrar también de forma aplazada durante décadas.

Con ese modelo -criticado por el PSOE-, en las últimas semanas de la pasada legislatura el Gobierno de Rudi resolvió el concurso y adjudicó esa concesión de obra pública en favor de una unión temporal de empresas (UTE) formada por OHL e Iridium. Se había previsto que el hospital estuviera listo en cuatro años, y el Gobierno aragonés pagaría por él a esa UTE 390 millones de euros entre los años 2018 y 2037.

Pocas semanas después, el PSOE pasó a ocupar el Gobierno aragonés en alianza con la Chunta y con el apoyo parlamentario de Podemos. Y una de las primeras medidas que adoptó fue anular aquella adjudicación y emprender los trámites para sacar a concurso el hospital de Alcañiz de forma directa, como contrato de obra sin más. De esa forma, en la gestión del centro sanitario no participará ninguna empresa privada como adjudicataria sino que será cien por cien pública.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios