Imagen de archivo de unas maniobras en el campo de adiestramiento de San Gregorio
Imagen de archivo de unas maniobras en el campo de adiestramiento de San Gregorio - Fabián Simón
Sucesos

Imputado un militar por vender bombas usadas a un chatarrero chino

El acusado las «recolectaba» en San Gregorio (Zaragoza), el mayor campo de maniobras de España

ZaragozaActualizado:

Un militar destinado en Zaragoza ha sido imputado por haber vendido bombas usadas a un chatarrero chino de la capital aragonesa. El caso ha sido descubierto de forma casual por la Policía Nacional, en el transcurso de una investigación por las compras que el mismo chatarrero realizaba a un joven de 20 años que robaba elementos metálicos de contenedores callejeros de basura.

Cuando los agentes que investigaban el caso de los contenedores acudieron a la chatarrería en cuestión, se sorprendieron al ver una gran cantidad de restos de proyectiles militares que se acumulaban en las instalaciones.

Al preguntar al chatarrero chino se destapó su procedencia. Según han informado fuentes policiales, de las pesquisas realizadas se desprende que era un militar en concreto el que le facilitaba los cascos de esos proyectiles, sin carga explosiva alguna. Estos restos los «recolectaba» el militar en San Gregorio (Zaragoza), el mayor campo de maniobras de España.

La Policía se incautó en la chaterrería de varias cajas con una importante cantidad de colas y espoletas de mortero que habrían sido recogidas de los terrenos de San Gregorio tras maniobras militares realizadas allí.

El militar identificado como responsable de la recogida y venta ilegal de esos restos ha quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial. La Policía le acusa de un delito de hurto, aunque el caso se deberá resolver ahora en la jurisdicción militar.