España

El número dos de la Púnica tenía una máquina para contar el dinero que le daba en negro Granados

«Estimado Morti», le dice el exsecretario general del PP madrileño a David Marjaliza, al mandarle 360.000 euros

Francisco Granados está en la cárcel por la trama Púnica
Francisco Granados está en la cárcel por la trama Púnica - EFE

El número dos de la trama Púnica, el empresario David Marjaliza, disponía de una máquina para contar billetes, un instrumento que utilizó para contabilizar los enormes movimientos de dinero negro que realizó la red corrupta para blanquear sus beneficios ilícitos. Así se desprende de una nota manuscrita que el antiguo secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, le envió para informarle de una entrega de dinero, incautada en un registro por la Guardia Civil.

En esta carta, que consta en una nueva parte del sumario de la investigación cuyo secreto ha sido levantado este miércoles y a la que ha accedido ABC, Granados comunica a Marjaliza que le ha enviado 360.000 euros, cuyo destino era comprar un inmueble al hermano del primero, Alfonso Granados, para lavar los fondos obtenidos de forma ilegal. El exsecretario general del PP madrileño, el único implicado que continúa encarcelado, se refiere a Marjaliza como «estimado Morti».

De la nota manuscrita, que lleva el membrete de la Asamblea de Madrid y está envuelta en un sobre cuyo remitente es «Consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid», la Guardia Civil intuye que podría estar cometiéndose un delito de blanqueo de capitales. La Unidad Central Operativa (UCO) investigó las operaciones inmobiliarias del hermano de Granados, Alfonso, y detectó «sucesivas operaciones con un montante económico notable y en algunos casos con periodos de amortización de los préstamos hipotecarios muy reducidos».

El principal indicio, concluye la Guardia Civil, fue la compra de un inmueble en la calle madrileña de Conde de Aranda, «en la que no queda acreditado el origen de una buena parte del importe de la compra, cantidad además que se aproxima en tiempo (2011) y en importe a la que supuestamente entregó Francisco Granados a David Marjaliza en un sobre. Esta operación hizo aflorar por tanto una cantidad de dinero en efectivo, procedente de Francisco Granados, cuyo origen es desconocido y que se puede presumir que procede de dinero de supuestas comisiones ilegales recibidas. La compra del inmueble, a nombre de su hermano, puede constituir una forma de blanquear el dinero ilícito obtenido por aquel».

En la operación, que en algún momento se planteó atribuir a la madre de Granados según el informe de la Guardia Civil, también participó Marjaliza, el antiguo socio y amigo de la infancia del cabecilla de la Púnica, quien salió de prisión preventiva tras colaborar con la Justicia. Los investigadores señalan que él aportó 30.000 euros a la operación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios