La Fiscalía denuncia a un usuario por tuits ofensivos contra Rufián e Iglesias

El fiscal acredita que los mensajes tuvieron cierta difusión entre otros usuarios

GRANADAActualizado:

La Fiscalía ha denunciado a un vecino de Motril (Granada) por un posible de delito de incitación al odio a través de la red social Twitter contra el diputado de ERC Gabriel Rufián y distintos integrantes de Podemos, entre ellos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa.

En la denuncia, que ha correspondido a un Juzgado de Motril y a la que hoy ha tenido acceso Efe, el fiscal propone que se reciba en calidad de investigado al usuario denunciado y como perjudicados a Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa.

Según explica el Ministerio Público en su escrito, los hechos revisten caracteres de delito de incitación al odio y no solamente habrían sido perjudicados determinados representantes de partidos políticos por razón de sus opiniones y posturas públicas, sino también otra persona por su condición de homosexual, etnia gitana y extranjero.

El fiscal indica que los mensajes, emitidos en su mayoría en octubre de 2016, tuvieron cierta difusión entre otros usuarios, como acreditan los datos de acceso y reenvío, lo que supuso la puesta en peligro de bienes jurídicos, con posibles reacciones adversas y seguidoras de la línea marcada por el denunciado.

Entre las publicaciones en Twitter que recoge el fiscal en su denuncia, que adelanta el diario Ideal, se encuentra la que dio origen a la investigación y que tuvo lugar el pasado 4 de octubre de 2016 contra Gabriel Rufián, con un mensaje amenazante en su perfil público en el que se le deseaba la muerte de su hijo.

Del análisis del contenido de la cuenta Twitter el Ministerio Fiscal desprende que el usuario ha difundido mensajes «cuyo contenido puede ser considerado, a priori, incitador de la violencia y el odio».

A la fecha de inicio de la investigación por la Policía Judicial catalana, los tuits y la cuenta de origen habían sido suspendidas de actividad por la empresa operadora.

No obstante, señala el fiscal, se pudo realizar la captura de contenidos que obra en la documentación junto al atestado policial, acreditativa de lo relatado.