Levantamiento del cadáver de uno de los ancianos asesinados
Levantamiento del cadáver de uno de los ancianos asesinados - LUIS CALABOR

Buscan contactos entre los menores homicidas de Bilbao y una banda juvenil

A «The Ghetto Family» se le atribuye el asesinato de «Urren» y la violación a una joven

BilbaoActualizado:

La ola de violencia en la que se encuentra inmersa la ciudad de Bilbao se cobró el pasado jueves dos nuevas vidas. Se trata de un matrimonio de octogenarios que habría muerto a manos de un grupo de jóvenes de entre 14 y 16 años. Más allá de la precocidad de los sospechosos, a los investigadores les sorprendió la violencia con la que llevaron a cabo sus planes, lo que fue determinante a la hora de identificarlos. En este sentido, fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco informaron ayer de la detención de un tercer implicado, que se suma a las dos que se practicaron el pasado domingo. Su relación con el suceso sería menos directa. La Ertzaintza investiga ahora si dichos individuos mantienen contacto con la llamada «The Guetto Family», una banda juvenil a la que se le atribuye, entre otros crímenes, la muerte de un exfutbolista de la S.D. Amorebieta y la agresión sexual a una chica en Baracaldo.

De hecho, y a pesar de que negó tajantemente la existencia de este tipo de clanes en el País Vasco, el Gobierno autonómico admitió que los jóvenes delincuentes «se mueven por los mismos espacios». En apenas un mes, cerca de una decena de menores de edad han sido detenidos por delitos que van desde el robo con violencia al asesinato. Queda por aclarar si el doble crimen de los ancianos de Otxarkoaga, cuyo móvil es solio el del robo, lleva también la firma «The Ghetto Family» o si los dos supuestos autores materiales solo mantuvieron contactos ocasionales con el grupo.

La rápida actuación de la Ertzaintza permitió dar con dos de los asaltantes apenas tres días después de los hechos. La brutalidad con la que llevaron a cabo los asesinatos llevó a los investigadores a pensar que los homicidas eran inexpertos, lo cual situó el foco de la sospecha sobre dos chicos de 14 años y etnia gitana conocidos por la zona por su actitud violenta y que fueron señalados por testigos. Los dos estan ya en el centro de menores de Zumárraga. después de ser explorados por el Ministerio Público.

Con la investigación todavía abierta, la tarde de ayer se presentó un tercer implicado en la subcomisaría bilbaína de Zabalburu. Se trata de un chico de 16 años que vivía cerca de las víctimas y que, a priori, tuvo un papel secundario en el robo. Este martes, el joven se presentará ante la Fiscalía de Menores.