Besos para investigar el angiosarcoma

Fátima, de 30 años, no pierde la sonrisa. Hace cinco que padece un cáncer muy raro y muy...

Actualizado:

Fátima, de 30 años, no pierde la sonrisa. Hace cinco que padece un cáncer muy raro y muy agresivo: angiosarcoma, una anómala formación de vasos sanguíneos, sin cura. Un día esta sevillana quiso intentarlo y con su marido, su familia y muchos amigos fundó la asociación VYDA. Empezaron seis socios y ya son 72.  Hacen campaña frente al angiosarcoma. En la web, los clics son besos: un beso, un euro. Y están a tan solo 10.000 de hacer realidad un ensayo clínico. La energía de Fátima tiene una multitudinaria respuesta en redes sociales; siempre hay besos para Fati, besos llenos de generosidad.  -Redacción-