Gasto público

Más de 100 millones de euros al año para «euskaldunizar» a los vascos

Para el Gobierno de Urkullu, insistir en la expansión del euskera es esencial para una «convivencia de calidad»

Íñigo Urkullu, lendakari y candidato a la relección por el PNV
Íñigo Urkullu, lendakari y candidato a la relección por el PNV - Efe
Roberto Pérez Madrid - Actualizado: Guardado en:

El euskera, una de las banderas identitarias cultivadas con más ímpetu por el nacionalismo, les cuesta a los vascos más de 100 millones de euros al año. Es lo que el Gobierno de Íñigo Urkullu (PNV) dedica este año, con cargo a los presupuestos de la Comunidad autónoma, para la «euskaldunización» lingüística de la población, que de forma abrumadoramente mayoritaria usa el castellano como lengua principal en su día a día.

Al menos la mitad de los vascos no domina el euskera lo suficiente como para poder hablarlo con fluidez ni escribirlo correctamente, y tres de cada diez vascos no entiende esta lengua, según los datos recogidos en un reciente estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Un informe realizado en 2013 por el Clúster vasco de Sociolingüística indicó que solo un 13,3 por ciento de la población utiliza esta lengua en sus conversaciones cotidianas. Y el propio Gobierno vasco reconoce en su web que «aproximadamente la mitad de las tiendas, restaurantes y bares de la Comunidad Autónoma Vasca nunca utiliza el euskera, y tres de cada cuatro raramente o nada».

La elevada cantidad de dinero público que se dedica desde hace décadas a potenciar el uso del euskera se ha dado de bruces con la realidad de una población para la que este idioma es parte esencial de la riqueza cultural del País Vasco, pero no su herramienta lingüística cotidiana.

El Gobierno vasco, sin embargo, persevera en despliegue de fondos públicos: este año, los presupuestos del Ejecutivo de Urkullu contemplan un gasto total de 104,62 millones de euros para insistir en la expansión del euskera. El grueso, 51,73 millones, los maneja el área gubernamental encargada de Política Lingüística; otros 10,24 millones nutren las unidades encargadas de extender el euskera en la Administración autonómica; y 42,65 millones de euros se dedican a la «euskaldunización del sistema educativo».

Euskera y «cohesión social»

El Ejecutivo de Íñigo Urkullu, candidato del PNV a la reelección, justifica con ímpetu argumental esos más de 100 millones de euros al año dedicados al euskera. Según consta en la documentación oficial que acompañó a los presupuestos de este año, para el Gobierno vasco el euskera es uno de los elementos imprescindibles para una «convivencia de calidad».

El Ejecutivo de Urkullu afirma en esos documentos que «la situación sociolingüística actual no garantiza la igualdad de condiciones en nuestra sociedad»; dice que «fomentar el euskera es contribuir a la construcción de una sociedad más cohesionada y con mayor grado de bienestar»; y asegura que «la cohesión social basada en una convivencia de calidad requiere la promoción del conocimiento y del uso del euskera».

Una parte significativa de esos más de 100 millones de euros se van en sueldos públicos, en pagar a la larga lista de empleados públicos que están adscritos a servicios relacionados con la promoción del euskera desde la Administración.

Parte de los fondos también acaban recalando en entidades públicas y privadas por la vía de las transferencias presupuestarias o de las subvenciones. Entre ellas, por ejemplo, el Instituto Vasco de Administración Pública –recibe 10 millones para la «euskaldunización y normalización lingüística» en el sector público de la Comunidad-, la Academia de la Lengua Vasca –percibe más de un millón de euros al año- o los ayuntamientos.

En el caso de las subvenciones, el despliegue económico para intentar que se expanda el euskera se articula por múltiples vías. Entre las más dotadas, las ayudas públicas para sostener medios de comunicación en euskera o que tengan algunos espacios en esta lengua. La partida dedicada a tal fin en los presupuestos del Gobierno vasco ronda los 5 millones de euros al año -al margen queda el presupuesto, diferenciado, del que se nutre la radiotelevisión autonómica-. Y, por ejemplo, también reserva 1,6 millones a subvencionar a aquellas empresas que colaboren para aumentar el uso del euskera en sus centros de trabajo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios