Entrevista a Luís Villares | Candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta

«Feijóo es cómplice del robo y el acoso, En Marea es decencia y honestidad»

El exmagistrado ve al rupturismo con más de una veintena de diputados en OHórreo y evita concretar cómo sería un gobierno multipartito

Luís Villares, candidato a la presidencia de la Xunta por En Marea
Luís Villares, candidato a la presidencia de la Xunta por En Marea - M. MUÑIZ
MARIO NESPEREIRA - @abcengalicia La Coruña - Actualizado: Guardado en:

El exmagistrado Luis Villares (Lugo, 1978) llega a estas elecciones tras un camino en política de apenas dos meses, desde que En Marea —la marca gallega de Podemos— decidió auparlo como candidato a la Xunta de Galicia. Responde a las preguntas con un rictus más serio de lo habitual, tras conocerse que contaba con asesores secretos para la campaña electoral.

—La primera semana de campaña de En Marea se centró en recorrer pequeños núcleos, ¿esa era la mejor estrategia para un candidato que desconocen un 57% de gallegos?

Paracaidistas: «Quien se presenta a las elecciones soy yo, por eso tuvieron una presencia mesurada»

—Todo el país tiene que conocer al candidato, entonces empezamos por el espacio rural y después por el espacio urbano. Para que todo el país se sintiera interpelado por la Marea. Para sacar 30 diputados hay que recorrer todo, porque también vamos a ganar en Orense y en Lugo.

—También dijo en la primera semana que haría una porra, ¿cuál es el techo de su candidatura?

—Ahí lo tienes, veinticinco o treinta diputados. Somos gente prudente.

—¿Durante algún momento en este tiempo miró alguna vez atrás y pensó: «en menudo jardín me acabo de meter»...?

—Al mirar atrás, pensé qué camino más bonito estamos haciendo.

—Al hilo de las informaciones publicadas por ABC, ¿reconoce haber contado con la ayuda de asesores externos ajenos a su equipo oficial?

—Evidentemente, ayer me leí un libro sobre corrupción en España. Por poner un ejemplo. Quiero decir, consulto con datos y con profesionales continuamente porque necesitamos dar una solución integral a los problemas de este país.

—Sí, un libro, ¿pero algún equipo que no conociera parte de la Marea?

—No, no, no… Contamos con tantísima gente… Es una cosa espectacular cómo todo el mundo está volcado.

—La confección de listas no estuvo exenta de tensiones entre las distintas sensibilidades, ¿teme que un mal resultado las dispare de nuevo?

—El resultado negativo va a ser para el Partido Popular, que va a quedar en la oposición. —Cuando uno se presenta a unas elecciones, tiene que estar dispuesto a sacar un mal resultado.

—Cuando uno se presenta a unas elecciones, tiene que estar dispuesto a sacar un mal resultado.

—Yo creo que vamos a sacar muy buen resultado. A diferencia de Feijóo, que dijo que no estaría en el Parlamento si no saca la mayoría absoluta, yo estaré en el Parlamento de Galicia sea cual sea el resultado. Mi carrera política es al servicio de la ciudadana.

—Pero, ¿teme que se produzcan tensiones o no?

—Temo la disgregación del PP si se produce un mal resultado.

—¿Por qué algunos referentes del rupturismo a nivel nacional no tuvieron protagonismo en estas elecciones cuando sí lo tuvieron en otras convocatorias?

Pactos. «No me parece una cuestión relevante las personas concretas que vayan a ocupar los cargos»

—Tuvimos el acompañamiento de algunos aliados en el ámbito de la política estatal con nosotros. Hoy mismo (por ayer) estará con nosotros Pablo Iglesias, aliado a una organización fraterna. Porque nosotros podemos presumir de aliados en los escenarios. Feijóo no puede presumir de Marcial Dorado o Rita Barberá, ni de Camps, ni de Rus. Nosotros estamos orgullosos de nuestro aliados.

—Aún así, esos aliados no aparecieron tanto como en otras ocasiones.

—¿Se refiere a Rita Barberá?

—No, a Pablo Iglesias, a Errejón, a Garzón, a Carolina Bescansa…

—Es que quien se presenta a las elecciones soy yo. Ahora tenemos un partido político y es el que se presenta a las elecciones. Combinamos nuestro programa con nuestra gente y, en ocasiones, con nuestros aliados a nivel de Estado. Es una presencia mesurada porque ellos no se presentan.

—La candidata del BNG, Ana Pontón dijo que de haber una mayoría de izquierda ella esa misma noche cogerá el teléfono para llamar a Leiceaga y a usted. ¿Hará lo propio?

—Nosotros a los que nos comprometemos es al fin de la corrupción, el fin de los recortes y una nueva etapa de justicia social para Galicia.

—¿Eso implica llamarla?

—Somos gente dialogante, hablaremos con todo el mundo.

—¿Va a haber algún tipo de premisa inicial para negociar por parte de En Marea?

—Dos. En primer lugar, acabar con la corrupción para que los condenados devuelvan todo lo robado y, en segundo lugar, acabar con los recortes y con el sufrimiento de la gente.

—¿Si el PSdeG y el BNG le ponen como condición entrar en el gobierno?, ¿qué consellería le otorgaría a uno y otro candidato?

Asesores: «Contamos con muchísima gente porque necesitamos dar una solución integral»

—Lo importante es la cohesión. Las personas que ocupen responsabilidades concretas me parece una cuestión menos importante, no me parece relevante. La acción de gobierno tiene que ser transversal. Por ejemplo, las políticas de empleo no afectan solo a una consellería.

—Pero el elector tiene derecho a saber quienes pueden ocupar según qué cargos.

—Va a haber un solo gobierno. Si no tenemos mayoría, es posible que entren personas de otro partido. Dependerá del resultado. Por eso nosotros pedimos el apoyo para nosotros, no a un 20 o a un 30 por ciento. En Marea sale a ganar las elecciones. ¿Cómo voy a condicionar un gobierno sin saber lo que piensa la ciudadanía gallega? Concretar le corresponde a los gallegos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios