José Luis Jiménez - Pazguato de campaña

Debatamos en serio José Luis Jiménez

Feijóo está dispuesto a debatir cara a cara, el tiempo que quieran, con el tipo que ejemplifique la alternativa al proyecto del PP

Debate celebrado el pasado lunes en la cadena de televisión pública de Galicia
Debate celebrado el pasado lunes en la cadena de televisión pública de Galicia - M. M
- Actualizado: Guardado en:

La oposición, en realidad, no tiene claro que quiera debatir, salvo quizás Ana Pontón: todo lo que sea seguir mostrándose firme y solvente —aunque a sus recetas se les caiga la naftalina— frente a Leiceaga y Luis, el de los billares, es un triunfo para ella frente a la derrota que auguran las encuestas. Entonces, ¿por qué insisten en el discurso del debate con Feijóo? Pues porque hasta el momento el PP les había dicho que con uno era suficiente. Y baste una negativa para que los ideólogos de campaña de la oposición crean que es un flanco débil del aspirante popular. Ojo clínico, vaya.

La reacción ayer de Núñez Feijóo es coherente. Está dispuesto a debatir cara a cara, el tiempo que quieran, con el tipo que ejemplifique la alternativa al proyecto del PP. Tiene su intriga, claro, porque obliga a Marea y PSOE a acordar en campaña sobre qué harán si llegan a la Xunta. No es una ficción, sería un ejercicio de honestidad de cara a la opinión pública gallega. Ya basta de partidos que no tienen nada en común y que pactan para desalojar al PP en cinco minutos, pero después se llevan meses en discutir una acción de gobierno. Así va Ferrol, que año y medio después de que el rupturismo y el PSOE fraguaran un endeble equipo todavía no ha visto aprobado el primer presupuesto. Ni visos.

No es cierto que haya muchos proyectos en estas elecciones. Está el que aspira a la mayoría absoluta, mejor o peor, pero reconocido y reconocible. Y luego todo lo demás. No habrá siete políticas educativas alternativas, ni tampoco cuatro estrategias económicas. Habrá una. Y lo único que está pidiendo Feijóo es que los gallegos sepan cuál es la que plantea la oposición. Un ejemplo: ¿Referéndum de autodeterminación sí o no? El PSOE lo niega, la Marea lo recoge, el BNG lo defiende. Si hay un tripartito, dos partidos están mintiendo. Otro: Impuestos, ¿se suben o no? Galicia merece saberlo con claridad y no con medias verdades cruzadas.

Evidentemente, la oposición no va a pasar por este aro porque obligaría a alguien a asumir un rol secundario, y nadie quiere tragarse ese sapo sin que las urnas previamente le obliguen. Claro está, esto ya no es un debate de proyectos sino de egos, de personalismos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios