Seis fascinantes habilidades de las hormigas que quizás no conozcas

Hallan el camino incluso hacia atrás, toman decisiones por el bien del grupo y algunas muerden 700 veces más rápido que un parpadeo. Estas son las últimas investigaciones sobre estos insectos apasionantes

MadridActualizado:123456
  1. Un mordisco 700 veces más rápido que un parpadeo

    Hormiga Myrmotera
    Hormiga Myrmotera - Smithsonian

    Las hormigas del género Myrmoteras cierran sus mandíbulas sobre sus presas en menos de medio milisegundo, 700 veces más rápido que el parpadeo de un ojo humano, a una velocidad de 80 kilómetros por hora. Así lo comprobaron en un reciente estudio investigadores del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian, que explican en la revista Journal of Experimental Biology que la especie ha desarrollado esta habilidad de una manera «completamente independiente».

    Pero aunque parezca increíble, hay otras hormigas aún más rápidas. Las mandíbulas de las Odontomaque, distantemente relacionadas, alcanzan el doble de la velocidad de las Myrmoteras, haciendo de sus mordiscos uno de los movimientos de animales más rápidos jamás registrados. Esas hormigas aún más rápidas son conocidas por usar sus mandíbulas con muelles no sólo para atrapar a sus presas, sino también para evitar el peligro. Sigue leyendo...

  2. Hallan el camino incluso hacia atrás

    Una hormiga recolectora de las especie Cataglyphis Velox en Sevilla
    Una hormiga recolectora de las especie Cataglyphis Velox en Sevilla - Michael Mangan y Hugh y Pastoll/ Antoine Wystrach

    Un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo asegura que las hormigas son perfectamente capaces de orientarse incluso si andan hacia atrás. «Pueden desacoplar el sentido de su marcha de la orientación de su cuerpo», dice Antoine Wystrach, autor del estudio. «Son capaces de mantener un sentido de la marcha, digamos hacia el norte, con independencia de su orientación corporal». De hecho, las hormigas pueden mantener la dirección norte yendo hacia adelante (cara al norte), hacia atrás (cara al sur), o hacia los lados (mirando hacia el este o hacia el oeste). Sigue leyendo...

  3. Y usan objetos como referencia

    Una de las hormigas, con los ojos «vendados» (en amarillo), para participar en los experimentos
    Una de las hormigas, con los ojos «vendados» (en amarillo), para participar en los experimentos - Matthias Wittlinger

    Para las hormigas bicolores del desierto, del género Cataglyphis, la orientación es una cuestión vital. Solo si saben cómo volver a casa tras buscar comida pueden sobrevivir en las arenas ardientes del Sáhara. Desde hace tiempo se sabe que estas y otras hormigas se orientan «contando» el número de pasos que han recorrido para calcular distancias. Pero un grupo de investigadores ha descubierto que las Cataglyphis tienen un as en la manga: usan la vista para tener objetos como referencia y determinar la distancia recorrida. Sigue leyendo...

  4. Practican un especial «boca a boca»

    Hormigas carpinteras de Florida ( Camponotus floridanus ) intercambiando fluido boca a boca
    Hormigas carpinteras de Florida ( Camponotus floridanus ) intercambiando fluido boca a boca - Adria C. LeBoeuf

    Las hormigas practican la trofalaxia, un mecanismo común a otros insectos sociales mediante el cual se alimentan unas a otras. Para ello, cuentan con dos estómagos. Además de uno normal, tienen otro social, un buche que se dilata mucho y permite el transporte de gran cantidad de alimento líquido hasta el hormiguero, ya que carece de enzimas digestivas. Para llevar a cabo esta práctica, dos hormigas se colocan en una postura muy típica, cabeza con cabeza, aproximando sus mandíbulas. Gracias a esta pauta de boca a boca, unas pocas obreras salen al exterior para recolectar el alimento que llevarán a todo el hormiguero.

    Pero esta labor podría tener otra motivación. Al parecer, los líquidos que se transmiten boca a boca estos insectos sociales contienen también proteínas y moléculas pequeñas que pueden influir en el desarrollo y organización de sus colonias, según investigadores de la Universidad de Lausiana. Sigue leyendo...

  5. La «Torre Eiffel» de las hormigas

    Las hormigas crean la torre en 20 minutos
    Las hormigas crean la torre en 20 minutos - Georgia Tech

    Las hormigas de fuego o coloradas, unos insectos picadores que están por todo el mundo, utilizan sus cuerpos para construir unas estructuras muy similares a la Torre Eiffel de París cuando se encuentran con un obstáculo alto mientras buscan comida o intentan escapar. Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta (EE.UU.) dicen que las hormigas levantan estas construcciones sin un líder o un esfuerzo coordinado. Cada una de ellas se mueve sin rumbo fijo, siguiendo un conjunto de reglas, hasta que participa sin saberlo en la creación de una torre de varios centímetros de altura. Sigue leyendo...

  6. Toman decisiones colectivas racionales

    El grupo, por encima del individuo
    El grupo, por encima del individuo - TATSUHIRO YAMAMOTO

    A los seres humanos es algo que nos cuesta mucho, pero las hormigas de la especie Myrmica kotokui son capaces de tomar decisiones colectivas racionales, por encima de las preferencias caprichosas de los individuos, según un estudio publicado en la revista Royal Society Open Science. Los científicos creen que el mecanismo que lo permite podría servir para entender el funcionamiento de las neuronas del cerebro humano, de las sociedades o incluso para diseñar robots enjambre.