Los ganadores del Nobel de Química 2017, el británico Richard Henderson, el germano-estadounidense Joachim Frank, y el suizo Jacques Dubochet, y los cientícos estadounidenses galardonados en Física, Kip S. Thorne y Barry Barish, ofrecen una rueda de prensa en la Real Academia Sueca de las Ciencias en Estocolmo, Suecia, este jueves
Los ganadores del Nobel de Química 2017, el británico Richard Henderson, el germano-estadounidense Joachim Frank, y el suizo Jacques Dubochet, y los cientícos estadounidenses galardonados en Física, Kip S. Thorne y Barry Barish, ofrecen una rueda de prensa en la Real Academia Sueca de las Ciencias en Estocolmo, Suecia, este jueves - EFE

Segundo año sin mujeres Nobel en ciencias

Los siete ganadores son hombres blancos mayores de 70 años. Algunos han asegurado que, a pesar de eso, hay un cambio en favor de una mayor presencia de las mujeres

BERLÍNActualizado:

Por segundo año consecutivo no ha habido mujeres Nobel en ciencias: los siete ganadores del Nobel de Física, Química y Economía que desfilarán el domingo en la Sala de Conciertos de Estocolmo –la Konserthuset– para recibir medalla y diploma de manos del rey Carlos Gustavo de Suecia son todos hombres blancos mayores de 70 años. El jueves y adelantándose a las críticas, los laureados en ciencias han dado una rueda de prensa en la Real Academia de las Ciencias de Suecia en Estocolmo para hablar –paradójicamente– acerca de la mujer en ciencias: los cambios «son mucho más lentos de lo que nos gustaría» ha indicado el Premio Princesa de Asturias 2017 Barry Barish, unos de los tres ganadores en física por su aportación a la detección de las ondas gravitacionales.

Los recién laureados han asegurado el jueves que las cosas están cambiando en favor de una mayor presencia de las mujeres en la ciencia, aunque de una manera «más lenta» de lo que les gustaría. Los premiados con el Nobel en Física, Química y Economía coincidieron en que «tiene que haber cambios, los cuales ya se están produciendo», ha comentado Barish pidiendo mantener «una actitud proactiva» también hacia la juventud y hacia las minorías. «Incluso en Física» se ve el cambio en el número de mujeres, agregó, a lo que su colega Kip Thorne destacó que cuando él era estudiante de primer año en su curso de postgraduado el número de mujeres era «cero» y hoy en día la proporción es aproximadamente del 45 %.

«La ciencia ha sido hecha por y para hombres, pero esa circunstancia está cambiando, ya verán, ellas (la mujeres) están llegando», aseguró el suizo Jacques Dubochet, uno de los tres premiados con el Nobel de Química por sus avances en la criomicroscopía electrónica.

En ese sentido, el Nobel de Economía Richard Thaler recordó que en su país, Estados Unidos, han sido mujeres tres de las recientes ganadoras de uno de los premios para economistas menores de 40 años. Thaler, premiado por sus aportaciones a la economía del comportamiento, matizó que no hay que esperar «los primeros signos (de ese cambio) aquí», en relación a la mesa en que se sentaban ellos, los siete premiados, todos hombres blancos por encima de los 70 años.

La rueda de prensa preventiva, llega en medio de una ola de pequeños incendios en la premiación que se realiza este domingo –coincidiendo con el aniversario de la muerte del fundador del premio Alfred Nobel– en el ayuntamiento Oslo (el Nobel de la Paz) y en el Konserthuset de Estocolmo (Literatura, Medicina, Física, Química y Economía).

Los escándalos comenzaron en el Nobel de la Paz, primero al conocerse las inversiones de la Fundación Nobel en empresas que fabrican armas nucleares –en el mismo año en que el premio es para los suizos de ICAN (Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares)– y luego con el boicot de EEUU, Reino Unido y Francia a la premiación de ICAN: estas potencias atómicas no enviarán a sus embajadores a la ceremonia como es la tradición. Tampoco se ha librado de escándalo el Nobel de Literatura: un colaborador ha sido acusado de abusos sexuales por 18 mujeres a lo largo de 20 años, así como de filtraciones.