Vídeo: Conozca por qué podrían existir formas de vida en la atmósfera de Venus - ABC Multimedia
VIDEOBLOG «MATERIA OSCURA»

¿Están vivas las manchas oscuras que aparecen en las nubes de Venus?

Investigadores proponen buscar organismos vivientes en la atmósfera del planeta

Actualizado:

A 50 Km por encima de la ardiente atmósfera de Venus, unas extrañas manchas oscuras que aparecen y desaparecen entre las nubes traen de cabeza a los científicos que estudian el planeta.

¿Qué podrían ser esas extrañas formaciones? Un equipo de investigadores de la Universidad de Winsconsin-Madison cree, ni más ni menos, que podría tratarse de una forma de vida bacteriana. Una que, del mismo modo en que las algas terrestres proliferan en los lagos y mares de nuestro planeta, viven y prosperan en la atmósfera del planeta vecino.

Se da el caso, además, de que esos parches oscuros y cuyas formas cambian continuamente están hechos de pequeñas partículas que tienen el mismo tamaño de una bacteria. Aquí, en la Tierra, se han encontrado numerosas formas de vida que han sido capaces de “saltar” a la atmósfera y vivir sin más problemas a altitudes de más de 40 km.

Y también hay bacterias en nuestro mundo que son capaces de alimentarse de co2 y de liberar ácido sulfúrico como residuo. Justo los dos elementos que más abundan en la atmósfera venusina.

¿Podría estar sucediendo lo mismo en Venus? Sabemos que hubo un tiempo en que ese planeta tuvo grandes cantidades de agua en su superficie, y que esas condiciones favorables duraron cerca de dos mil millones de años, tiempo más que suficiente para que se desarrollara la vida. Después, y debido quizá a la actividad solar, las condiciones cambiaron y Venus sufrió las consecuencias de un masivo efecto invernadero que terminó por convertirlo en el infierno que es hoy en día, sin agua y con temperaturas que oscilan alrededor de los 450 grados.

Pero en la atmósfera las cosas son muy diferentes, y alguna forma de vida podría haber sobrevivido allí. Ninguna de las naves enviadas hasta ahora estaban equipadas para buscar vida entre las nubes de Venus. Pero eso está a punto de cambiar. El proyecto VAMP, por ejemplo, consiste en un artilugio que vuela como un avión y flota como un globo, que podría planear durante un año entero entre las nubes de Venus y aclarar el misterio.

Ahora solo falta que el VAMP sea incluido en la próxima misión rusa a Venus, la Venera 10, prevista para la segunda mitad de la década de 2020. Solo así podremos salir de dudas de una vez para siempre.

Vea el vídeo, para conocer a fondo esta historia que puede conducir al descubrimiento de vida en otros planetas.