El fin del mundo podría llegar en septiembre de 2017, un mes después de un eclipse lunar total que se podrá ver en buena parte de Estados Unidos - REUTERS

El fin del mundo llegará en septiembre, según una teoría de la conspiración

El apocalipsis se produciría tras el choque del planeta Nibiru contra Tierra, un mes después de que en buena parte de estados Unidos se pueda disfrutar de un eclipse total

MADRIDActualizado:

Un grupo de aficionados a la astronomía y a la numerología bíblica vaticina que el fin del mundo está a punto de llegar: el próximo 23 de septiembre el supuesto planeta Nibiru —o planeta X— chocará con la Tierra y originará el apocalipsis.

Nibiru es el nombre de un cuerpo celeste de la mitología babilónica. Aunque en algunos círculos esotéricos se ha propuesto que se trata de un planeta más allá de Neptuno que cruza las órbitas del resto de planetas, la comunidad científica niega su existencia. Para los astrónomos, «las persistentes declaraciones acerca de un planeta cercano pero invisible son simplemente absurdas». El mito se remonta a 1975 y, desde ese momento, ha sido protagonista de muchas de las predicciones sobre el fin del mundo como las de 2003, 2012 o 2015.

Sea como fuere, la profecía sigue en pie y el eclipse total que se producirá el próximo 21 de agosto sería un presagio, una señal inequívoca. La luna cubrirá al sol, un especáculo que se apreciará a la perfección desde Norteamérica. El eclipse parcial, durará entre 2 y 3 horas, según explica la NASA en su página web. Sin embargo, quienes lo vean en un punto concreto de la geografía estadounidense —70 millas (casi 113 kilómetros) de ancho de Oregón a Carolina del Sur— difrutará de un breve eclipse total durante dos minutos y 40 segundos.

Uno de los seguidores de esta teoría declaró a la publicación británica Daily Star que el eclipse es sin duda un preludio del fin del mundo: «el amanecer será oscuro» y la luna que saldrá es la conocida como «luna negra».