Ciencia

Mercurio, el increíble planeta menguante

Este mundo continúa reduciendo su tamaño y, como la Tierra, tiene actividad tectónica

Mercurio sigue menguando hoy en día
Mercurio sigue menguando hoy en día - NASA/JHUAPL/Carnegie Institution of Washington/USGS/Arizona State University
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:

Es pequeño, hace calor, y está menguando... Los científicos saben desde hace tiempo que Mercurio, el planeta más interno del Sistema Solar, se contrae sobre sí mismo a medida que su núcleo se enfría lentamente. Ahora, nuevas imágenes obtenidas por la sonda Messenger de la NASA muestran con detalle formaciones geológicas que indican que es muy probable que esa disminución de tamaño continúe en nuestros días, convirtiendo este mundo en uno, como la Tierra, con actividad tectónica...

Pequeños escarpes no detectados anteriormente ha aparecido en las imágenes recogidas durante los últimos 18 meses por la misión Messenger en órbita alrededor de Mercurio, según un nuevo artículo publicado en Nature Geoscience. Durante estos últimos meses de la misión, la altitud de la nave espacial se redujo permitiendo que tomase imágenes de la superficie a resoluciones más altas que nunca.

«Estos escarpes a pequeña escala son órdenes de magnitud más pequeños, con sólo unos pocos kilómetros de largo y decenas de metros de relieve, que los más grandes conocidos previamente en la superficie de Mercurio», dice Maria Banks, del Instituto de Investigación de Ciencia Planetaria, quien analizó las imágenes de la Messenger. «El constante bombardeo de meteoritos degrada rápidamente y destruye las estructuras de este tamaño, lo que indica que deben haberse formado hace relativamente poco tiempo. Son comparables en tamaño a los escarpes muy pequeños identificados en la superficie lunar atribuidos a la reducción de la Luna».

Estas formaciones aparecen como formas de relieve tipo acantilado. Escarpes más grandes y más antiguos fueron identificados tanto en las imágenes de la Messenger como en las de la Mariner 10 y son pruebas de la contracción global de Mercurio, ya que es el interior refrigerado lo que hace que la corteza se encoja.

«La joven edad de los escarpes pequeños significa que Mercurio se une a la Tierra como un planeta tectónicamente activo en nuestro Sistema Solar, con nuevas fallas probablemente formándose hoy en día a medida que el interior de Mercurio sigue enfriándose», dice Thomas R. Watters, del Centro de Estudios de la Tierra y el Espacio y el Museo Nacional del Aire y el Espacio en Washington.

Cada vez más frío

Esta actividad presente, junto con la evidencia de la antigua y el reciente descubrimiento de que el campo magnético global de Mercurio estaba presente hace miles de millones de años, apoya la hipótesis del lento enfriamiento del núcleo externo todavía caliente de Mercurio.

En la Luna, los sismógrafos desplegados durante las misiones Apolo detectaron sismos de poca profundidad relacionadas con el fenómeno de los escarpes. Algunos de estos sismos lunares alcanzaron magnitudes de cerca de 5 en la escala Richter. Los científicos creen que sismógrafos desplegados sobre Mercurio en futuras misiones probablemente podrían detectar temblores similares en el planeta.

«Esto es por lo que exploramos», dice Jim Green, director de Ciencia Planetaria de la NASA. «Durante años, los científicos creían que la actividad tectónica de Mercurio se produjo en el pasado distante. Es interesante tener en cuenta que este pequeño planeta, no mucho más grande que la Luna, sigue activo aún hoy en día».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios