Ciencia

El importante papel de España en la misión ExoMars

Diversas empresas e investigadores han participado en el desarrollo de instrumentos, escudos térmicos para la reentrada y la trayectoria de la misión

Representación artística de los protagonistas de ExoMars: la sonda orbital, el Trace Gas Orbiter (TGO), y el módulo de aterrizaje, el Schiapparelli
Representación artística de los protagonistas de ExoMars: la sonda orbital, el Trace Gas Orbiter (TGO), y el módulo de aterrizaje, el Schiapparelli - ESA/ATG medialab
JOSÉ MANUEL NIEVES Madrid - Actualizado: Guardado en:

España tiene una importante participación en el programa ExoMars. El programa completo (las dos misiones), tiene un presupuesto total de 1.300 millones de euros, de los que el 6,7% se queda en nuestro país. El Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), por ejemplo, es co-investigador principal del instrumento NOMAD y cuenta con un equipo de ocho científicos y técnicos plenamente dedicados a analizar sus resultados. Pero la colaboracion de nuestro pais ha ido mucho más allá, y un buen número de empresas españolas se han ocupado de diversos aspectos técnicos y componentes, tanto de la nave como de los sistemas de comunicaciones.

Airbus Defence and Space, por ejemplo, se ha encargado del diseño y la fabricación del escudo térmico del módulo de aterrizaje Schiapparelli, así como del diseño y fabricación de cableado de toda la nave y del tubo central de carga de la TGO, hecho de fibra de carbono. La Unidad de Almacenamiento y Procesado de Datos (PDHU), que permitirá recibir, almacenar y transmitir todos los datos cientificos de la mision, ha estado a cargo de CRISA, y el software de Guiado, Navegación y Control de Schiapparelli, que permitirá la entrada controlada del modulo de aterrizaje en la atmósfera, el despliegue del paracaidas y el encendido de sus propulsores para el aterrizaje, ha estado a cargo de GMV.

RYMSA Espacio, por su parte, ha suministrado las tres antenas de banda X de baja ganancia de la misión, que permiten la comunicación con la Tierra durante toda la mision, así como las tres antenas UHF (dos en el orbitador y una en el modulo de descenso) de comunicación entre TGO y Schiapparelli. SENER se ha encargado de las estructuras y mecanismos del módulo de descenso Schiapparelli, incluido el sistema de eyección de los escudos térmicos posterior y anterior, así como de la ya citada estructura deformable que absorberá el impacto final del aterrizaje.

La Red de Distribución de Radiofrecuencia, que se encarga de la interconexión de las antenas, ha sido diseñada por Thales Alenia Space España, y el diseño de toda la trayectoria de la misión, desde el lanzamiento hasta el aterrizaje en Marte, han sido aportados por Elecnor Deimos, incluído el «corredor de entrada», la estrecha senda virtual que garantiza que el módulo de descenso aterrice exactamente en el lugar previsto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios