El «christmas» más pequeño del mundo - NPL / Vea en el vídeo la diminuta felicitación navideña

Crean la tarjeta de Navidad más pequeña del mundo

El «christmas», realizado por investigadores británicos, es tan diminuto que hasta 200 millones cabrían en un sello postal

MadridActualizado:

En un tiempo en el que la gente se felicita la Navidad por WhatsApp y los (a veces exasperantes) gifs han sustituido a las tradicionales tarjetas navideñas enviadas por correo, los investigadores del National Physical Laboratory (NPL) del Reino Unido han recuperado, a su manera, la pasión por los «christmas». Con la idea en mente de que son los pequeños detalles los que hacen estos días especiales, han creado la tarjeta navideña más diminuta del mundo. Tanto que, para verla, y especialmente para leer el mensaje festivo que contiene, hace falta un poderoso microscopio.

La felicitación mide 15 micrómetros de ancho por 20 de largo (un micrómetro es una millonésima de metro), lo que significa que la friolera de más de 200 millones cabrían en un sello postal. Si quisiéramos que tuviera 10 cm de altura, más o menos como las que enviamos o recibimos normalmente, habría que aumentarla por 5.000, lo que equivaldría a extender el mismo sello hasta lograr el tamaño de un campo de fútbol. Además, alrededor de 7.000 billones podrían meterse en un buzón, y cada persona en la Tierra se sentiría muy recordada, ya que recibiría 900.000 tarjetas cada una. Con esos números de locos, esta tarjeta del NPL, digna de entrar en el libro Guinness, es diez veces más pequeña que la poseedora del récord anterior, que tenía un tamaño de 200 x 290 micrómetros.

La nueva tarjeta está hecha de una membrana de nitruro de silicio de 200 nanómetros de espesor recubierta de 40 nanómetros de platino, habitualmente utilizado en electrónica, en cada lado. Esto también la convierte en la «tarjeta de platino» más delgada del mundo, pero la cantidad de este metal en ella es tan insignificante que solo vale 0,000002 peniques. Tanto el diseño en el frente como el mensaje que guarda en su interior fueron tallados por un haz de iones enfocado: un chorro de partículas cargadas.

NPL

Técnicas de vanguardia

Según explican los investigadores, este «christmas» no es solo algo anecdótico. Las herramientas utilizadas para fabricarlo se emplean en el desarrollo de técnicas de vanguardia que ayudan a fomentar la miniaturización de la electrónica y el desarrollo de nuevos materiales para baterías.

«Si bien la tarjeta es una manera divertida de marcar la temporada festiva, también muestra el progreso que se está logrando en la investigación de materiales a esta escala», explica David Cox, investigador en el NPL. «Utilizamos las herramientas que crearon la tarjeta para medir con precisión el grosor de características extremadamente pequeñas de los materiales, lo que ayuda a desbloquear nuevas técnicas para baterías y semiconductores. Es un desarrollo realmente emocionante que podría ayudar a hacer realidad nuevas tecnologías», añade. En efecto, ese es uno de los objetivos del laboratorio británico, que trabaja tanto en el estudio de lo más pequeño como en el monitoreo de infraestructuras a gran escala desde el espacio.

Y para aquellos que se pregunten cuál es el contenido de la diminuta postal, algo sencillo muy propio de estas fechas: un muñeco de nieve y un deseo: «¡Felices fiestas!».