La presencia de algas en la zona del Estrecho de Gibraltar se ha convertido en un problema enorme para la pesca.
La presencia de algas en la zona del Estrecho de Gibraltar se ha convertido en un problema enorme para la pesca. - EFE
Playas de Cádiz

Las playas de Cádiz, entre algas, medusas y bacterias

Los problemas medioambientales acucian a la costa gaditana, uno de los destinos turísticos por excelencia de España

CádizActualizado:

Las playas de Cádiz son el principal patrimonio de la provincia. Paisajístico, ambiental y económico, pues el turismo sigue siendo fuente de riqueza de esta tierra deprimida en otros sectores. El arranque de la temporada de verano ha coincidido con una serie de problemas que acucian tanto a los vecinos como a las administraciones públicas, incapaces en cierto modo de afrontar situaciones que le rebasan por su magnitud y complejidad.

Cada playa, cada conflicto, es diferente. El alga invasora es, indudablemente, el de mayor gravedad y difícil solución. El Campo de Gibraltar afronta con inquietud la presencia del alga Rugulopterix okamurae, de origen asiático y que se ha extendido de manera imparable, afectando a la pesca.

Con cierta desesperación pasan los días y sigue cerrada la playa de Fuentebravía en El Puerto de Santa María por la presencia dela bacteria E. coli. Pocos kilómetros al oeste, en Cádiz capital, ha ondeado la bandera amarilla en tres de las cuatro playas al hallar en el agua la falsa medusa conocida como carabela portuguesa.

Entre algas, medusas y bacterías, así se encuentra cada problema en los albores del mes de julio.

1. El alga invasora en el Campo de Gibraltar

Las algas están amenazando el ecosistema en el Campo de Gibraltar.
Las algas están amenazando el ecosistema en el Campo de Gibraltar. - EFE

Un problema de fondo. De duras repercusiones e imprevisible por la falta de estudio. El alga Rugulopterix okamurae, de origen asiático, llegaba a las costas del Estrecho de Gibraltar en 2016 y ha extendido a una velocidad extrema. Su adaptación al medio ha sido inesperada y empieza a ocasionar serios contratiempos en el sector pesquero.

La Cofradía de Pescadores lo tilda de 'catástrofe ecológica' por el daño que está haciendo a las capturas. Las algas no sólo 'manchan' la orilla, va más allá de una incomodidad para los bañistas. Se alojan en el fondo y expulsan a los peces. «Los de roca han desaparecido del entorno debido a la ocupación de esta especie de todas las zonas rocosa», aseguran.

Ha transformado el ecosistema marino al cubrir totalmente el área desde la orilla hasta las profundidades, donde la luz permite que pueda seguir extendiéndose, eliminando especies autóctonas y otras exóticas. En los últimos días se celebraron unas jornadas en Tarifa en la que los científicos presionaron para que se tomen medidas calificando esta situación de «catástrofe ambiental». Esto repercutiría en ayudas para los pescadores y una mayor implicación de las administraciones públicas.

La zona afectada es la del Estrecho de Gibraltar incluyendo las paradisiacas playas de Tarifa, prolongándose por la costa malagueña. Pero también han aparecido por poblaciones de la Janda como Conil y en presencia minúscula por San Fernando y Cádiz capital

2. Bandera amarilla en Cádiz y Chipiona por las carabelas portuguesas

Bandera amarilla en la playa La Victoria de Cádiz capital.
Bandera amarilla en la playa La Victoria de Cádiz capital. - Antonio Vázquez

La temida carabela portuguesa (Physalia physalis) ha irrumpido en las costas gaditanas en estos días. El sábado, dos personas acudían al hospital por la picadura de esta falsa medusa en la playa de la Victoria, en Cádiz capital. Por ello ha ondeado la bandera amarilla, señal de precaución, en tres de las cuatro playas de la ciudad: Cortadura, La Victoria y Santa María. Todavía este miércoles se mantenía el aviso pese a no aparecer ninguna.

La carabela no sólo ha aparecido en Cádiz capital, sino también en la playa de Getares, en Algeciras (donde se prohibió el baño), y este martes en Chipiona. La playa de las Tres Piedras, una de las más reconocidas de una localidad que en verano vive de cara al mar, lucía también la bandera amarilla.

Los expertos aseguran que es una circunstancia puntual. No es común la presencia de esta especie en las costas pues su hábitat se ubica en aguas mucho más frías, en medio del océano. No obstante, en ocasiones han aparecido por Cádiz en verano (2010 y 2013, por ejemplo) y durante todo el año, pero ha llamado más la atención al coincidir con la temporada alta. Son contadas, fáciles de detectar y, aunque su picadura es dolorosa,no es letal salvo que se una a otras dolencias crónicas. El amarillo es sólo una advertencia.

3. La bacteria E. coli en la playa de Fuentebravía, en El Puerto

La playa de Fuentebravía, cerrada al baño.
La playa de Fuentebravía, cerrada al baño. - A. V.

El pasado 27 de junio, la Consejería de Salud de la Junta obligaba al Ayuntamiento de El Puerto de Santa María a cerrar al baño la playa de Fuentebravía. Los análisis rutinarios habían detectado la presencia de la bacteria E. coli. La Escherichia Coli es un tipo de bacteria muy conocido que se encuentra en las heces y las orinas, y todo hace indicar que se produce como consecuencia de un vertido en las aguas portuenses.

Una semana después, la información es escasa y todo se mueve con demasiada lentitud. La playa continúa cerrada al baño pues se mantiene la presencia de la bacteria. Todos los esfuerzos se centran en encontrar el origen.

El Consistorio portuense, de la mano de Apemsa (la empresa municipal de aguas), ha llevado a cabo sus propios muestros, sin hallar el foco. Este jueves habrá una reunión de la delegada de Gobierno en Cádiz, Ana Mestre, la responsable de Salud, Isabel Paredes, el alcalde de El Puerto, Germán Beardo, con técnicos de las diferentes administraciones y de la Base Naval de Rota. Este centro militar linda con Fuentebravía y se desea comprobar o rechazar que tenga algo que ver con el vertido.

De momento sigue cerrada al baño esta zona acotada por los dos espigones, sin afectar al resto de Santa Catalina (el Ancla, Las Redes, El Buzo) ni a las distintas playas de El Puerto. Los vecinos, usuarios y hosteleros de El Manantial se impacientan porque sus derechos se han visto afectados.