Estilo - Gente

Una empresa en quiebra, responsable de la seguridad de Kim Kardashian

«ProtectSegurity» se declaró en quiebra hace diez semanas con una deuda de más de un millón de euros

Kardashian junto a su guardaespaldas, Pascal Duvier
Kardashian junto a su guardaespaldas, Pascal Duvier - Instagram
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

La empresa en la que trabajaba Pascal Duvier, guardaespaldas de Kim Kardashian, se declaró en quiebra hace diez semanas con una deuda de un millón de euros, según ha informado el diario Daily Mail este jueves por la mañana.

Pacal Duvier, de 43 años, era el guardaespaldas de Kardashian el día en el que fueron robadas una gran cantidad de joyas de la «celebrity» valoradas en más de 11 millones de euros. Tras esto, el guardaespaldas ha eliminado de sus redes sociales fotos y vídeos en los que se muestra la relación que existía entre ambos.

Según ha podido desvelar Daily Mail esta mañana, la empresa de seguridad alemana a la que pertenecía Duvier, «ProtectSegurity», se declaró en quiebra hace diez semanas con una deuda de más de un millón de euros.

Pascal Duvier, se encontraba en un club nocturno cuando la estrella, que en ese momento se encontraba durmiendo sola en un hotel de París, fue víctima de un atraco con intimidación que acabó con el robo de la mayor parte de las joyas, que la celebrity portaba en su viaje a la Semana de la Moda de París.

La estrella de la televisión, fue sometida a una terrible experiencia cuando, el lunes de madrugada, cinco hombres armados, disfrazados de policías y con pasamontañas, amordazaron a la actriz de 35 años en el hotel de lujo donde se hospedaba.

Kardashian se encontraba durmiendo sola mientras su guardaespaldas estaba de fiesta en un club nocturno de alta gama junto a las hermanas Kourtney y Kendall Janner. A pesar de que Duvier llegó rápidamente al lugar de los hechos, ya habían pasado dos minutos desde que los asaltantes escapasen en bicicletas con un motín de más de 11 millones de euros, entre el que se encontraba su anillo de compromiso valorado en 3.5 millones de euros.

Duvier, quien se ha comprometido a localizar a los atacantes, se ha enfrentado durante estos días a las reivindicaciones que se le achacan por haber dejado sola y expuesta a la estrella estadounidense.

Según fuentes cercanas a la pareja, Kim ha declarado a sus amigos que no le culpa por el crimen y que no tenía ninguna implicación, por lo que no se encuentra bajo sospecha.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios