Estilo - Gente

Kim Kardashian, atacada a punta de pistola en un hotel de París

Según su portavoz, la han atacado «dos hombres armados y enmascarados vestidos como oficiales de policía. Ella está bastante mal, pero sin daño físico»

Vídeo: Kim Kardashian sufre un robo a mano armada en París - ATLAS
Juan Pedro Quiñonero París - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Los atracadores que robaron a Kim Kardashian más de diez millones de euros en joyas y billetes, a punta de pistola, conocían a la perfección la residencia particular donde la celebridad pasa unos días con motivo de la Fashion Week, acompañada de su madre, Kris Jenner, y hermanas, Kourtney Kardashian y Kendall Jenner.

Kim Kardashian había participado en una cena organizada por el modisto franco-tunecino Azzedine Alaïa, la noche del domingo. Cinco atracadores disfrazados de policías neutralizaron al vigilante nocturno de la residencia particular, dirigiéndose directamente al dormitorio donde la famosa todavía no dormía.

Los cinco atracadores no tuvieron gran dificultad en encontrar las joyas y el dinero en efectivo de Kim Kardashian, en una residencia situada en un barrio muy alejado de las calles y avenidas del lujo y la riqueza tradicional. La residencia personal / familiar de Kim Kardashian se encuentra en un barrio «clasicote», poco atractivo para el turismo y los hoteles de gran lujo, cerca de la iglesia de la Madeleine, con muchas oficinas y zonas de comercio para turistas de clase media. Además, los atracadores conocían la residencia, que no cuenta con medidas de seguridad excepcionales, en un barrio donde solo viven familias de clase media, sin beneficiarse de las medidas de seguridad de los barrios frecuentados por celebridades.

Los atracadores pudieron apropiarse sin dificultad de un botín de unos diez millones de euros, «sin violentar a Kim Kardashian». Y pudieron «evaporarse» de la manera más sencilla: dos atracadores huyeron en bicicleta; tres, desaparecieron andando, para dirigirse a las estaciones de metro y trenes de cercanías que se encuentran muy próximas.

Mientras Kim Kardashian intentaba tranquilizarse, con ayuda de la farmacopea más eficaz, un portavoz familiar declaró a los medios franceses: «Kim se encuentra psicológicamente muy afectada, pero físicamente intacta». Desde Nueva York, Kanye West se despidió del público que lo escuchaba en el festival The Meadows: «Lo siento. El concierto ha terminado por causa familiar grave».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios