Reportaje

Charo Barrios propone carne para los jueves en su nuevo libro

Por Salva Moreno,

La bloguera y divulgadora gastronómica Charo Barrios quiere hacernos comer bien, y eso es algo que hay que agradecerle. A través de sus libros está configurando un menú que comenzó los lunes con las lentejas, los martes con el pescado y el miércoles con las legumbres. ‘Los jueves, carne y verduras’, prologado por Carlos Spínola, es su propuesta para este día de la semana. Los arroces y la pasta será lo siguiente, y lo reflejará en un libro que ya se está, nunca mejor dicho, cocinando.

Charo tiene un blog de gastronomía, Come en Casa, en el que le ayuda, al igual que con los libros, su marido Antonio Vizcaíno. Involucrados ambos en buena parte de la vida social y cultural de Cádiz, tuvieron la idea de escribir estos recetarios durante un taller que daban para inmigrantes. “Ahí surgió la idea, y el lunes lo dedicamos a las lentejas. Queríamos planificar la semana porque, por un lado, me doy cuenta de que en ocasiones no sabemos qué cocinar todos los días. Por otro, tenemos que comer de todo, y por eso la intención de ofrecer un plato principal para cada día“, recuerda Charo.

Charo Barrios con su libro: 'Los jueves, carne y verduras'.

Charo Barrios con su libro: ‘Los jueves, carne y verduras’.

Tras el pescado y las legumbres, llega el turno de la carne, un libro que se ha completado durante el confinamiento. “Al estar en casa por obligación, nos costó un poco encontrar todos los ingredientes. También ha sido el más difícil porque nosotros en casa comemos poca carne, sobre todo roja. Pero está en el punto de mira y denostada, ya que la culpan de muchas enfermedades. Teníamos mucha información, de hecho en el libro no está ni la décima parte. Pero nosotros solo incluimos la de pollo, pavo, ternera y cerdo ibérico, porque gastronómicamente es lo mejor. Además, desde el punto de vista de la salud es lo menos malo”.

Por ello comienza el libro hablando de esos tipos de carne, con artículos del profesor de Tecnología de los Alimentos de la UCA, Víctor Palacios, y la nutricionista y tecnóloga de los alimentos Ildefonsa Sánchez Caro. Charo, además, incide en que “hay que comer carne buena, debemos saber de donde viene y cómo se produce. No es lo mismo un productor que haga las cosas bien que una carne que provenga de un matadero industrial. Además, añadimos otro ingrediente para que no todo sea carne. Por eso este libro lleva las verduras, para maridarla con la carne“.

Recetas

Tras esta introducción, en la que se aportan datos de los científicos para conocer y distinguir la buena carne de la mala, llegan las recetas, alrededor de sesenta. “Son las que hemos hecho en casa, procurando que todos los ingredientes tengan una cierta calidad. Como la carne debería estar limitada en cuanto a frecuencia y cantidad, la maridamos con la verdura, y recordamos algunas recetas como la periñaca de Cádiz”.

Solomillo de cerdo ibérico caramelizado, una de las recetas del libro.

Solomillo de cerdo ibérico caramelizado, una de las recetas del libro.

También recurre a otras históricas, “como una salsa que encontré que se añadía a las verduras, caso de las coliflores, durante la República. Entonces había una cocina de gente culta, y esta es una receta que se puso en varios restaurantes de Madrid. La vi en un libro que rescataba esa salsa gaditana, y es que nunca se debe perder ese aspecto cultural  y reducirlo a un mero espectáculo, que es lo que está sucediendo con ciertos programas televisivos, que solo buscan el morbo y olvidan la cultura“.

Entre las recetas del libro cuenta con algunas cedidas, como una de un ajo colorao del cehf cordobés Juanjo Ortiz, de La Casa de Manolete Bistró, o la de un flamenquín de carne picada del televisivo Enrique Sánchez. “Todo son sugerencias, mira todo lo que puedes hacer un jueves. Además con la intención de que se pueda hacer el día antes para que las tengas cuando llegues del trabajo o que incluso te las puedas llevar a la oficina y calentarla en un microondas”.

Charo con su libro anterior, en el que proponía legumbres para los miércoles.

Además, Charo reconoce que en sus libros “siempre pretendo darle el toque gourmet, porque pienso que en la cocina casera tiene que tener un punto gastronómico de delicia, de calidad y de placer. Es mi mundo puesto en este libro, teniendo en cuenta además que no se despilfarre, hacer la comida justa o, si acaso, un poco más para congelar”.

“Siempre digo que cocinar es un acto de libertad porque yo tomo mis decisiones. Mi objetivo no es solo hacer recetas buenas, sino dar un paso más y hacer que la gente sea más crítica”, concluye Charo Barrios. Su libro puede adquirirse en la mayoría de las librerías de Cádiz.