Actualidad

Casa Flores volverá a abrir en El Puerto de Santa María

Por Salva Moreno,

El histórico restaurante Casa Flores, situado en la Ribera del Río de El Puerto de Santa María, volverá a abrir sus puertas. Tras su cierre, motivado por la situación económica de sus dueños en el mes de enero de 2015, el emblemático establecimiento portuense ha sido adquirido por el empresario hostelero Eugenio Quilimaco, gestor del grupo El Mesón del Asador y que ya gestiona un restaurante en El Puerto y otros tres en Jerez de la Frontera.

Imagen del interior de Casa Flores cuando aún estaba abierto.

Imagen del interior de Casa Flores cuando aún estaba abierto.

El nuevo propietario ha confirmado la compra del local, pero Eugenio Quilimaco afirma que aún “no hay fecha prevista para la apertura“, aunque lo que sí tiene claro es que no pretende realizar muchas modificaciones en el local porque no se encuentra en mal estado y quiere mantener la esencia del antiguo Casa Flores. Y esto es aplicable tanto para el restaurante como para la carta, que seguirá teniendo al pescado y al marisco como protagonistas.

De esta manera, inicia un camino que se desvía de los otros establecimientos de su grupo, más enfocados hacia la carne, y recupera un restaurante emblemático de El Puerto de Santa María, fundado en 1975 por Francisco Flores Herrera, fallecido en el año 2000. Casa Flores fue uno de los restaurante más prestigiosos de la ciudad, y por sus mesas pasaron numerosos clientes famosos. Políticos, deportistas y artistas de primer nivel internacional se dejaron ver la Ribera del Río, como daban fe las fotografías expuestas en sus paredes.

El cantante Julio Iglesias, fotografiado en Casa Flores.

El cantante Julio Iglesias, fotografiado en Casa Flores.

Pero en el año 2015, un concurso voluntario de acreedores, tras algunos embargos anteriores, provocó el cierre de Casa Flores, dejando a la ribera del Guadalete un poco más apagada. Y esa es precisamente una de las intenciones de Quilimaco con la compra y apertura de Casa Flores, reavivar el ambiente del centro de El Puerto de Santa María reflotando al que durante muchos años fue unos de sus buques insignia.