Entrevista

Antonio Gallardo: “Quiero que el Malagueño siga igual que hasta ahora”

Por Tamara Ariza,

Antonio Gallardo: “Quiero que el Malagueño siga igual que hasta ahora”

En el barrio más antiguo de Cádiz, entre dos catedrales y junto a un teatro romano, existe un rincón con identidad propia que ha visto lo mejor y lo peor del Pópulo.

Antonio Gallardo, alma del bar Malagueño, anunciaba hace tan sólo unos días que tiene la intención de traspasar el negocio una vez que pase la Semana Santa. Desde entonces, ha sido inevitable elucubrar sobre cuál será el futuro más próximo de este establecimiento que se ha convertido en todo un símbolo que representa mucho más que un barrio.

Antonio muestra orgulloso algunas fotos de famosos que han pasado por el bar

Antonio muestra orgulloso algunas fotos de famosos que han pasado por el bar

-¿Cuál es la historia del bar Malagueño?

El Malagueño nació hace ahora 55 años de la mano de mi padre, Paco ‘el malagueño’, que se hizo con este local en el que, antiguamente, se vendía carbón para los hogares. Lo fue ampliando en los años sesenta y setenta hasta llegar a lo que es hoy. Él lo regentó hasta el año 2000, cuando falleció, y entonces nosotros nos hicimos cargo del bar junto a mi madre Antonia que empezó a hacer sus clásicas albóndigas en salsa, la tapa estrella del bar, que ha sido premiada en la ruta de la tapa. Ella nos dejó hace tres años y el testigo lo recogió mi hermana Paloma, que sigue haciendo las albóndigas para deleite de nuestra clientela.

Las famosas albóndigas en salsa del bar Malagueño | Manuel Sánchez Quijano

Las famosas albóndigas en salsa del bar Malagueño | Manuel Sánchez Quijano

-El bar ha sido testigo de la transformación del barrio…

Sí, el Pópulo ha vivido momentos muy duros con problemas de drogas e infravivienda. Yo desde muy joven he estado muy implicado en movimientos asociativos del barrio, he sido incluso presidente de la asociación de vecinos y he luchado mucho para erradicar la droga en estas calles. A principios de los años 2000 se puso en marcha un plan municipal para revitalizar el barrio impulsando la hostelería y la artesanía. Varios hosteleros creamos una asociación desde la cual organizamos múltiples actividades para dar otra vida al barrio, trajimos las agrupaciones ilegales en Carnaval, celebramos el Día del Orgullo Gay, la Fiesta de la Cerveza… Se le ha dado un giro total hasta el punto de ser una de las zonas de moda para venir a tapear o tomar una copa.

-¿Por qué decide traspasar el negocio?

Yo tengo una lesión de cadera desde hace ya varios años y una rotura de peroné que no me permiten mantener este ritmo de trabajo en la hostelería. Necesito reposo. Yo ya no puedo cargar con un barril de cerveza por ejemplo. Por eso he tenido que tomar esta decisión. El negocio va bien, no tiene problemas económicos. Tiene su marca propia y quien lo coja sabe que es un local emblemático en el barrio.

Junto al cocinero del Malagueño, Juan Antonio Rodríguez 'Willy'

Junto al cocinero del Malagueño, Juan Antonio Rodríguez ‘Willy’

-¿Qué ocurrirá con el Malagueño a partir de ahora?

Pues yo quiero que todo siga igual que hasta ahora porque el nombre ya está hecho. El local se traspasa tal cual, con el mismo personal, el mismo cocinero. Ya hay varias personas interesadas porque el negocio, como te digo, funciona muy bien. En verano llegamos a tener por lo menos siete u ocho mesas en espera. Estamos en un lugar privilegiado, en el barrio más antiguo, entre dos catedrales y junto al teatro romano. La gente conoce la calidad del producto, porque las tapas son caseras al cien por cien. El bar es muy conocido tanto dentro como fuera de Cádiz, incluso vienen algunos famosos como Pasión Vega, Manuel Carrasco, el actor Víctor Clavijo o mi adorada Ana Torroja. A mi me da pena dejarlo por la memoria histórica de mi familia pero se trata de una etapa de mi vida que ya pasó.