David Sánchez, junto a Abel, en el primer entrenamiento después de las vacaciones de Navidad.
David Sánchez, junto a Abel, en el primer entrenamiento después de las vacaciones de Navidad.

CÁDIZ CF

Villanovense-Cádiz CF: Serenidad antes del revuelo

Claudio necesita otro triunfo para sobrevivir y el Cádiz CF para llegar con vida a la última oportunidad de la Nueva Condomina

Por  19:24 h.
CF Villanovense
0
Cádiz CF
0
Villanovense: Luisma Tovar, Trinidad, Espín, Owona, Tapia, Curro, Pajuelo, Mustafa, Anxo, Juanjo y Juanfran.
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Aridane, Migue, Andrés, David Sánchez, Mantecón, Salvi, Lolo Plá, Álvaro o Calvo y Güiza.
Árbitro: Muñoz Mayordomo (colegio manchego).
Campo y hora: Romero Cuerda, 12.00 (retransmitido por 8TV)

Serenidad, serenidad, serenidad. Claudio la necesita. Y los jugadores, y la afición, y hasta el club, al que le salen enemigos por todas partes (es protagonista del último número del serial de FootballLeaks). Pero es el míster quien presenta mayores urgencias y cuyo futuro se fusiona con el presente; es cuestión de horas, de semanas, meses o años. De él depende, y de sus futbolistas.

Su situación ha sido agónica, y lo sigue siendo, pese a que ahora pone al mal tiempo, buena cara y se toma con humor y filosofía este momento vital de todo entrenador. En Algeciras mantenía el mando por sorpresa, contaba con una vida extra que no malgastaba la pasada semana frente al Marbella, recortando dos puntos al líder (ahora a siete).

Pero poco servirá si continúan esos devaneos a domicilio. El Cádiz CF necesita sumar los seis puntos en liza para inyectar calma antes de encarar esa última oportunidad en la Nueva Condomina. Villanovense, La Hoya Lorca y Murcia calendarizan el sendero amarillo. No obstante, la mirada cabizbaja del cadista sólo permite mirar al duelo de este domingo en Villanueva de la Serena, la modesta localidad señalada mundialmente en el mapa por ser la cuna del baloncestista José Manuel Calderón.

Han transcurrido casi seis meses desde que iniciara la temporada y este Cádiz CF no convence. Su irregularidad transmite desconfianza, y ni siquiera la ‘limpia’ de enero, con 14 movimientos (siete de entrada y otros tantos de salida), ha traído visos de cambio. Son sensaciones, que por fortuna para este plantel en fútbol son volubles y varían con dos resultados. En su última comparecencia, los amarillos vencían pero sin despejar duda alguna y engañando tan sólo al marcador.

Habrá rotaciones en el Cádiz CF

No es cuestión de nombres pues este equipo los tiene de campanillas pero luego dejan de sonar en cuanto tocan el verde. Así que Claudio vaticina rotaciones y nadie se asusta. El técnico está obligado. El cansancio y la baja forma marcan el rendimiento de varios jugadores (como Abel Gómez), y ha de manejar a la vez las sanciones. Tiene cuatro jugadores (el sevillano, David Sánchez, Jandro y Andrés) al borde del precipicio; en cuanto vean una amarilla se pierden el siguiente compromiso, y para la Condomina hay que ir con todo.

Inventará, y es tan difícil saber qué pasa por su cabeza. Es altamente probable el regreso a la zaga de Aridane, entre los cadistas más destacados pero castigado con el banquillo por su flagrante error en Algeciras. Claudio le exige contundencia en los puntos calientes del terreno de juego.También apunta al once Sergio Mantecón, quien asegura que ha echado pelillos a la mar tras su enfrentamiento con el entrenador la noche copera frente al Celta de Vigo.

Por la izquierda, en la demarcación más inestable de este Cádiz CF, se recupera a Jandro y se guardan las opciones de Álvaro y Carlos Calvo. Y en el carril contrario, Salvi lo ha jugado todo en las últimas semanas pero siempre se juega con la motivación de un hombre que vuelve a la tierra donde dio el salto.

El míster demanda intensidad: “Necesitamos 16 tíos con corazón, ganas y fútbol para ganar en Villanueva“. El adversario es de los típicos y curtidos en Segunda B. Un clásico de la categoría y con buenas piezas en el plantel. Rocoso, duro, fuerte, peligroso a balón parado, contundente y que ha recuperado la pegada con la explosión de Juanfran en las últimas fechas (lleva los mismos goles que Güiza y Lolo Plá juntos).

En el Romero Cuerda venden cara su piel y ni el todopoderoso FC Barcelona asaltaba su fortaleza. Su posición en las profundidades en la clasificación es engañosa. Las ínfulas coperas acabaron por despistarlo (perdió cinco partidos entre la ida y la vuelta con el equipo culé), y ya se ha rearmado con las dos últimas victorias. No debe correr riesgos para mantenerse y su nivel es más cercano al ‘play off’ de ascenso que disputaba la temporada pasada. Ya el curso pasado frenó en seco la racha victoriosa de los gaditanos en el último partido del 2014.

Julio Cobos dirige a un conjunto difícil de sobrepasar por la contundencia de sus centrales Espín y Owona, y que arriba también cuenta con el excadista Juanjo, una de las ‘estrellas’ de aquel Cádiz CF de Quique Pina que expiraba en el Anxo Carro de Lugo. Claudio teme que cuenten con el aliado del césped, irregular pese a que se cambiaba para recibir al Barça, y en Villanueva no se ponen de acuerdo a la hora de determinar su estado. Al mediodía se comprobará sobre el mismo terreno.

El Cádiz CF se ha metido en esta encrucijada con sus malos resultados y peor imagen. No es la mejor forma de afrontar un final de campaña donde la exigencia es diaria, sin margen de error. Hay quien confía en que el Murcia aflojará (lo acucian serios problemas económicos y posee poco fondo de armario), pero el equipo es el que primero debe creer. Más vale tarde que nunca, y ya es bastante tarde.