Ortuño está siendo clave esta temporada.
Ortuño está siendo clave esta temporada.

CÁDIZ CF

Ortuño pulveriza 43 años de historia

El goleador del Cádiz CF supera la marca de Salva Mejías y sólo le queda alcanzar a Baena

Por  16:51 h.

«Desde Oli no tenía el Cádiz CF un delantero tan completo como lo es Alfredo Ortuño». Así se manifestaba Pepe Mejías al inicio de temporada. Buen ojo maneja el mito del club amarillo, y quizás imaginaba entonces que superaría su propia marca y la de su hermano en la categoría de plata. En Huesca el de Yecla pulverizaba, aún con nueve jornadas por delante, 43 años de historia de la entidad y ya sólo le queda alcanzar a Baena como el máximo goleador en Segunda.

Suma 17, un tanto cada dos encuentros, y supera a los Mejías. Salva marcó 16 en la campaña 84-85 y Pepe uno menos un año antes. Restan nueve duelos en la liga regular y quien sabe si algunos más de ‘play off’ para que Ortuño supere los 23 de Baena (73-74). A seis para igualar, más que posible es probable si bien el 9 cadista es un delantero de rachas: de la sequía pasa a la abundancia y viceversa.

Pero Alfredo Ortuño es mucho más que un goleador histórico. Es el sostén de un Cádiz CF que nació para permanecer pero ha crecido tanto en tan poco tiempo que ahora sueña con el ascenso. Más bien, con el ‘play off’, porque primero hay que dar pasitos cortos para no tambalearse.

Ortuño: goles de todas las maneras

Juegue mejor o peor; esté más o menos fresco, enchufado o cansado, individualista o combinativo, lo cierto es que Ortuño siempre está ahí. Para malograr un mano a mano con el meta del Huesca a los 11 minutos de juego y para batirlo en el 93 de un cabezazo tan picado abajo que saltó hasta colarse la bola pegada al larguero.

Y si el yeclano marca, el Cádiz suma. Sólo aquella inolvidable y dolorosa derrota de Miranda, con el arbitraje de Saúl Ais Reig, mancilla la estadística aunque se pueda agarrar al dicho de ‘la excepción que confirma la regla’. El ariete ha anotado en 14 partidos, y los amarillos han logrado nueve victorias y cuatro empates. El último, vital en el Alcoraz porque permite mantener la plaza en ‘play off’ ante un adversario directo y en la jornada previa al recibimiento al líder Levante.

Analizados cuántos marca y lo que significan, queda por saber el cómo. Alfredo Ortuño es un delantero total. Completísimo, no se recuerda un atacante así en la historia reciente del Cádiz CF. Ni siquiera en Primera, donde se descendió por la falta de un ‘killer’. De los 17 goles, ha anotado tres con su pie derecho, el menos bueno, ocho con la zurda y cinco de cabeza. Sólo uno de penalti, 16 dentro del área y uno desde fuera, ante el Girona, de fuerte zurdazo.

El murciano, que acaba de cumplir 26 años, se encuentra en el mejor momento de su carrera y ha superado con creces su mejor registro goleador en Segunda: fue la pasada campaña, con 11 goles repartidos entre Zaragoza y Mallorca. Clave ha sido la confianza depositada en él por parte de la entidad y de su dirección deportiva, formada por Pina y Cordero, que le convencieron de que Carranza era el lugar para salir cedido de Las Palmas. Ha disputado todos los encuentros ligueros, salvo en choque en casa con el UCAM Murcia por haber sido expulsado en Tenerife. Sólo ha sido sustituido en nueve ocasiones.

De su rendimiento en este tramo final de la temporada dependerá en gran parte el éxito del conjunto gaditano. Ha sufrido dos rachas de sequía (siete y cinco partidos sin marcar) pero ahora ha vuelto a reencontrarse con el gol y cuando se destapa ya no para. Su olfato es la mejor garantía para un Cádiz CF que se aferra a su contundencia en el área para soñar con el ascenso.