El once que sacó Cervera ante el Almería.
El once que sacó Cervera ante el Almería.

CÁDIZ CF

Los jugadores del Cádiz CF, uno a uno: Aitor, el francotirador

Otra genialidad del onubense deja tres puntos en Carranza en un partido en el que el equipo cadista se vuelve a dejar la piel sobre el césped

Por  21:52 h.

Una nueva genialidad de Aitor sirvió para que el Cádiz CF cosechara tres puntos de oro ante el Almería y se colocara tercero en la clasificación junto al Getafe. Ni la rigurosa expulsión de Sankaré en el 57′ pudo con un equipo que demuestra pasión en cada jugada.

Sin ser el mejor día de Ortuño, el Cádiz CF demostró que asimila a la perfección las ideas de Álvaro Cervera. Este gran bloque quiere dar mucha guerra y se ha propuesto salvarse cuanto antes para aspirar a cotas mayores. Desde Carpio hasta Álvaro, sin olvidar a Garrido, la escuadra gaditana demostró que el tropiezo ante el Valladolid fue un simple borrón. Queda demostrado.

Alberto Cifuentes (2): No tuvo que hacer intervenciones de mérito. Demasiado tranquilo en los primeros 45 minutos, con un disparo tímido de Chuli y algún que otro centro. El segundo periodo que comenzó con un testarazo de Corona al poste. Le tocó rezar y sus plegarias dieron resultado porque sólo podía desviar el esférico con la mirada. Por lo demás, los intentos visitantes no vieron puerta.

Carpio (4): Garra, empuje y pundonor desde el minuto 1 al 90. No tenía una papeleta sencilla con Fidel y cumplió con creces. Es todo corazón. Se animó en ataque con algunos centros laterales desde la derecha en la primera parte.

Aridane (3): Acertado en el cruce y vital en el inicio del gol del Cádiz CF al robarle el balón a Diamanka. Le tocó cubrir a Chuli y no a Quique, delantero habitual en las alineaciones del Almería. No llegó por poco a la ocasión que acabó con el remate de Corona a la madera. Al final cambió de pareja en la retaguardia debido a la expulsión de Sankaré. Servando fue su compañero en la reta final y ambos cumplieron. No fue el mejor partido del majorero, pero no desentonó.

Sankaré (2): Expulsión muy rigurosa. Vio una amarilla al final de la primera parte por cortar una galopada de Chuli y otra por un manotazo involuntario al delantero rojiblanco en el segundo asalto. Con su adiós, el Cádiz CF se quedó con 10 en el minuto 53. Hasta ese momento, sólido y firme en líneas generales. Perdió algún que otro balón, pero no fue a mayores. Salvo novedad, no estará en Palma.

Brian (3): No lo pasó bien porque Javi Álamo, uno de los recientes fichajes del Almería, era su pareja de baile. Por su banda llegó al inicio de la segunda parte la mejor ocasión del Almería, con un centro del exfutbolista de Osasuna que Corona estrelló en el poste. Tiró de empuje (como todo el equipo) para defender el resultado. Por razones obvias, subió menos que en otros encuentros.

Garrido (4): Derroche impresionante en la medular. Está en todas y es un auténtico pulmón. Fundamental en la recuperación, luchó como un titán de principio a fin, sobre todo cuando el Cádiz CF se quedó con diez por la expulsión de Sankaré. Cuando no está sobre el césped, el equipo lo nota. Afortunadamente, hoy sí estuvo.

Abdullah (3): Le tocó trabajar a destajo junto a Garrido ante un Almería con un jugador más. Aclara las ideas cuando tiene el balón en sus pies. Fue otro de los amonestados y no jugará en Mallorca la próxima semana. Relevado por José Mari en el 86′.

Nico Hidalgo (2): El excadista Nano evitó que marcara a puerta vacía el primer gol del encuentro. Lo dio todo cuando estuvo sobre el césped, aunque no pudo crear demasiado peligro. Dejó su lugar a Servando en el 57′ para que el Cádiz CF se rehiciera tras la expulsión de Sankaré. Fue el sacrificado por Álvaro Cervera. La ocasión lo pedía.

Rubén Cruz (3): Clave en la jugada del gol al asistir a Aitor, que se encargó de hacer el resto. Trabajador como el que más, con algunas gotas de calidad y algún intento (sin demasiada potencia) desde la frontal del área.

Álvaro García (4): Desde el inicio fue un incordio para la zaga almeriense. Desde su izquierda y en ocasiones también desde la otra banda. Siempre incisivo, el utrerano estuvo cerca de ponerle en bandeja el 1-0 a Ortuño antes del primer cuarto de hora, pero Casto salió al rescate del Almería. En otra de sus internadas, Nano evitó el gol de Nico Hidalgo a puerta vacía. Pudo marcar el 2-0 en una galopada, pero tras superar a Casto, luego no pudo con Joaquín y Morcillo. Impresionante su derroche hasta el último suspiro.

Ortuño (2): Más desaparecido que de costumbre. Atado en corto y muy seguido de cerca por la zaga almeriense, que no le dejaba revolverse. Morcillo vio una cartulina amarilla por este motivo. Conocían la lección a la perfección, pues ya está ‘fichado’ por los rivales. Sustituido en el minuto 71.

Servando (3): Entró para fortalecer la zaga debido a la expulsión de Sankaré. Tiro de veteranía para provocar la expulsión de Chuli pero el árbitro no lo vio nada claro. Expeditivo y sin complicarse la vida. Estuvo atento y certero para tapar algún lanzamiento de Chuli.

José Mari (2): Regresaba a la lista de convocados después de varias semanas en el dique seco y tuvo algo más de cinco minutos para ir cogiendo ritmo. Con un Abdullah desfondado, el roteño entró para ayudar a Garrido en los minutos finales.

EL MEJOR: Aitor (5): Decisivo. Tuvo una y la puso en la mismísima escuadra. Pone la bola donde pone el ojo. Quitó las telarañas, llevó a la depresión al Almería e hizo estallar de júbilo a Carranza. Sin compasión. Ya lo hizo con el Alcorcón, repitió en Córdoba y con este nuevo tanto se erigió como consumado especialista. No se pueden rentabilizar mejor unos minutos. Menos de media hora estuvo sobre el césped y otra vez la clavó.