Jesús y Cifuentes, en un entrenamiento.
Jesús y Cifuentes, en un entrenamiento.

Cádiz CF

La portería, un problema que el Cádiz CF espera reconducir

Jesús Fernández se replantea su salida a León aunque se siente bien en el equipo gaditano

Por  21:42 h.

El portero del Cádiz CF del futuro no quiere seguir esperando. El portero del futuro del Cádiz CF desea jugar ya. El portero del futuro del Cádiz CF que Pina y Cordero habían elegido ha perdido la paciencia. Llegó sin jugar procedente del Granada y vio como el veterano Cifuentes le robaba todo el protagonismo. Cierto es que el madrileño, formado en el Real Madrid, nunca ha dicho ‘esta boca es mía’ durante la temporada y solo tras jugar en la última jornada en Pucela afirmó haber pasado una mala temporada pese a lo brillante que estaba siendo para el colectivo. No estaba contento con su rendimiento. No podía estarlo. Había sido suplente en Liga. Suplente con mayúscula pese a sus buenas y pocas actuaciones en Copa.

En teoría, la dirección deportiva del Cádiz CF que comanda Juan Carlos Cordero estaba tranquila respecto a la demarcación de portero, donde el recién renovado Alberto Cifuentes y Jesús Fernández formaban un tándem que ofrecía muy buenas garantías para afrontar una nueva campaña. Sin embargo, parece que Jesús ha perdido la paciencia y está moviéndose como puede para poder jugar este año después de varios calentando banquillos en Soria (Numancia), Valencia (Levante) y finalmente en el Granada.

Hace dos semanas aproximadamente la cadena Ser de León se hacía eco del el portero del Cádiz CF habría llegado a un acuerdo con el recién ascendido Cultura Leonesa para firmar con el equipo del Bierzo esta campaña. En el mismo día, los medios gaditanos propagaban la noticia, a la que la tildaban de casi hecha.

Pero desde entonces hasta ahora solo ha hablado el silencio en alusión a este tema. Han pasado los días, el Cádiz CF ha vuelto a los entrenamientos, al igual que el recién ascendido Cultural Leonesa, pero ni desde el club gaditano ni desde el del Bierzo se ha dicho esta boca es mía. Y es que por lo que se conoce, tan solo esta operación está en la cabeza de un portero que quiere jugar cuanto antes porque ya son muchos los años que está en el dique seco. Se le entiende. Pero desde el Cádiz CF, el club que apostó el año pasado por él, no se le quieren dar muchas facilidades. Y no para fastidiarlo, sino porque se entiende que el meta formado en la cantera del Real Madrid sigue estando llamado a defender la portería amarilla en un futuro más pronto que tarde.

Pasan los días y eso no es bueno para la operación salida. De hecho, en León, la ‘Cultu’ sigue sondeando el mercado en busca de un portero que pudiera llegar en el caso de que Jesús siga deshojando la margarita. Porque a Jesús Cádiz le gusta. Ha disfrutado, incluso desde el banquillo, de un año en el que se ha impregnado del ambiente de un estadio que sueña con que le aplauda esta temporada pero parece que el muro infranqueable de Cifuentes le merma demasiados sus ideas. A su entorno más cercano le cuenta que su idea es salir, que no puede permitirse el lujo de seguir calentando banquillo en los mejores años de su carrera, que le flipa el Cádiz CF pero que más le flipa jugar. Y en la misma conversación, sin salir de ella, también medita si no se equivocará al dar el paso ya que no hay entrenador digno que le prometa la titularidad.

Por eso mismo, le inundan las dudas al mismo tiempo que a la Cultural Leonesa, que lo sigue esperando, le invade la impaciencia. De momento, el arquero madrileño sigue entrenando con el conjunto gaditano y lo hace con la mejor de sus sonrisas. Ha disfrutado firmando autógrafos a los pequeños del Campus del Cádiz CF y le ha abierto las puertas del vestuario a su excompañero del Granada, David Barral. Desde luego, si es por los síntomas que muestra, su futuro se le ve de amarillo, pero no es tan fácil.

La idea, como no puede ser otra, es resolver este tinglado antes de que el equipo se vaya de ‘stage’ veraniego a La Manga del Mar Menor a finales de la semana entrante. Las negociaciones con la Cultural Leonesa siguen pero es un hecho que el ritmo de las mismas se ha visto frenado por las dudas del portero, que para bien o para mal, en el fondo está muy tranquilo porque tiene contrato con el Cádiz CF, donde se encuentra feliz… pero sin jugar. De momento.