Villar recibe las felicitaciones de sus compañeros Tomás y Airam.
Villar recibe las felicitaciones de sus compañeros Tomás y Airam.

Cádiz CF

Juan Villar, el jugador franquicia del Cádiz CF

Goles, asistencias, movilidad y juego ofensivo; el onubense se sigue revalorizando en el campo demostrando que es clave en el Cádiz CF

Por  9:45 h.

Se han dicho muchas cosas desde que Juan Villar fichara por el Cádiz CF hace tres temporadas en la etapa negra de Alessandro Gaucci. Sin duda uno de los poquísimos aciertos del italiano fue traer a un jugador que no terminaba de sobresalir con el Recreativo de Huelva en Segunda, a un Cádiz con aspiraciones que se fueron al traste.

Carácter y mucho olfato goleador son dos de las características principales de un futbolista que ha sido imprescindible en sus tres temporadas de amarillo. Repasando sus números, seguramente en esta campaña no alcance los 19 goles que marcó el año pasado. Si es cierto que con los 13 tantos actuales, está por encima de la decena de goles que consiguió en su primer año. No obstante, más allá de los goles marcados, la influencia en el juego del futbolista es decisiva.

Sus continuos desmarques en banda derecha, su movilidad arriba, la capacidad de asistir a compañeros y su alta capacidad anotadora, han hecho por ejemplo que Villar renovara hace unos meses por el club gaditano, siendo ésta (según su contrato) la última temporada que jugará en Segunda B. Una revalorización brutal del jugador.

Atrás queda una primera temporada en la que fue más criticado que nunca. Villar fue la diana de todas las críticas por la cantidad de ocasiones que generaba, pero las poca que marcaba. En esta, Claudio Barragán ha sabido sacar todo el jugo de un futbolista que da mucho. Incluso el técnico valenciano ha sabido calmar el principal punto negro del jugador de Cortegana, su carácter. Y es que Villar ha pasado de ser expulsado dos veces con Antonio Calderón y ver tres amarillas, a acumular cuatro amonestaciones con el entrenador de Manises.

Con el ‘play off’ a la vuelta de la esquina, Villar lo reconoce: «Llego en mi mejor momento, me encuentro con mucha confianza». Y es que parece que el extremo amarillo está preparado para dar más alegrías a una afición que lo ha convertido en héroe tras ser vilano.

Golpeo de volea y sin dejarla caer, hasta cinco goles así en el Cádiz CF

Mira hacía arriba buscando el balón, da dos pasos, se coloca y prepara la pierna derecha. El esférico cae, golpea tal y como viene sin dejarla caer y a la vez que dispara echa el cuerpo hacia delante como mandan los cánones. Esta es el arma favorita de Juan Villar para marcar. Lo hizo contra el Villanovense anotando un gol de bellísima factura desde el pico del área que por suerte para el cadismo ya ha repetido varias veces.

«Es algo que entreno mucho, en los entrenamientos lo practico y por suerte este año he marcado varias veces así», reconocía el propio Villar. Lo hizo frente al Hospitalet la pasada campaña en el ‘play off’ de ascenso. También contra el San Roque de Lepe en Carranza marcó uno similar, con la única diferencia que en este esperó el bote. También lo hizo frente al UCAM aprovechando un centro de Tomás para marcar el tanto del duelo. Y consiguió el más difícil en Lorca con un tanto calcado al logrado ante el Villanovense.