El uruguayo Diego Godín, al fondo, salvó el honor del Atlético en el LXII Trofeo Carranza
El uruguayo Diego Godín, al fondo, salvó el honor del Atlético en el LXII Trofeo Carranza

CÁDIZ CF

Godín salva el honor del Atlético en el LXII Trofeo Carranza (2-1)

Nigeria All Star completa una notable actuación, se lleva el reconocimiento del Carranza y siembra dudas en los colchoneros a una semana del estreno liguero

Por  20:28 h.

Con más pena que gloria pasó el Atlético de Madrid por la LXII edición del Trofeo Carranza. Eliminado en la tanda de penaltis por el Cádiz CF en la primera semifinal, la historia stuvo muy cerca de repetirse ante el Nigeria All Star. Evidentemente, el subcampeón de Europa no cuajó la mejor de sus actuaciones en la Tacita de Plata y sólo una jugada a balón parado evitó otro sorprendente empate. Godín, el eterno Godín, salió al rescate en el 88′.

Sin poner en duda el orden y el compromiso, habitual en los equipos de Simeone, no fue la mejor versión de un conjunto que irá a más con el paso de las semanas. O al menos así tendría que suceder. De hecho, un día después de complicarse la vida ante los gaditanos, los nigerianos (superados de principio a fin por el Málaga) pusieron a los del Calderón contra las cuerdas.

Con un once más propio de la Liga que el alineado ante el Cádiz CF, el Atlético afrontó su encuentro ante el Nigeria All Star. El ‘Cholo’, que no realizó ninguna sustitución durante el encuentro, optó por su defensa de gala (Juanfran, Godín, Savic -con el permiso del uruguayo Giménez- y Filipe Luis), con Oblak en la meta. Del mediocampo hacia arriba, Saúl, Koke y sólo algunas pinceladas diferentes: Thomas por Gabi (descansó el capitán), la vuelta de Tiago tras su lesión y las incursiones en el once de los fichajes Nico Gaitán y Kevin Gameiro. Tocaba descanso para Carrasco y el propio Fernando Torres, la otra gran opción para la delantera al no estar presente Antoine Griezmann en el Carranza.

En un primer cuarto de hora marcado por la intensidad, las ocasiones brillaron por su ausencia. Los nigerianos buscaban agradar a base de fe y compromiso ante un Atlético bien plantado sobre el césped que no sufría pero, sin embargo, tampoco ponía en aprietos a Ezenwa. Soporífero se volvía un compromiso escaso de alicientes. Paupérrima imagen para un ‘Trofeo de los Trofeos’ que tenía su gran cita horas después. De hecho, la primera jugada de peligro llegó a los 23 minutos, con un remate a bocajarro de Godín con la testa. El líder de la zaga rojiblanca no pudo emular al malaguista Kuzmanovic y su cabezazo, otra vez con la permisividad de la zaga africana, se estrelló en la madera.

Ahí empezó a cambiar el panorama. Una internada de Filipe Luis que despejó el cancerbero visitante fue el siguiente aviso antes del primer zarpazo colchonero. Gaitán recogió el esférico en el vértice del área y lanzó un duro disparo que acabó con el cuero en el fondo de las mallas. Ezenwa lo tocó pero no con la suficiente intensidad para evitar que rebasara la línea. 1-0 a once minutos del descanso.

El Atlético había tardado en imprimir velocidad pero ya tomaba un ritmo vertiginoso en busca de la sentencia. Otra vez Godín, siempre presente, pudo aumentar la distancia antes del intermedio. También tuvieron Thomas y Gameiro la puntilla. El primero con un gran lanzamiento que sacó Oboroakpo bajo palos con Ezenwa batido y el segundo con un chut a quemarropa que se estrelló en el cuerpo del portero.

Así, con otro intento lejano de un participativo Thomas, se llegó al final del primero asalto, con un combinado africano que sólo vio a Oblak en el camino hacia los vestuarios.

Relajación colchonera, ilusión nigeriana

Con un par de tímidos acercamientos del Nigeria All Star se reanudó el encuentro, aunque pronto el Atlético fue tomando el mando del partido. Una combinación entre Gaitán, Gameiro y Saúl lo demostró, pero Ekenwa, otra vez aclamado en el Carranza y vitoreado cuando dejó su puesto a Nwabulu a falta de 15 minutos para el final de la cita, atajó el cuero. También Godín, en otro saque de esquina, se asomó al área visitante.

Más tuvo que intervenir Oblak en este segundo episodio y, entre cambio y cambio, Carranza se encargaba de mostrar su cariño a los nigerianos. Y fue entonces cuando Bashir recortó a Juanfran en la frontal del área y mandó el esférico por encima del marco. Mejoraba la imagen de los africanos, más entonados que en la semifinal ante el Málaga. Querían marcharse con un buen sabor de boca de la ciudad más antigua de Occidente y lo estaban consiguiendo.

Saúl tuvo el segundo a la contra en un partido desordenado, propiciado por el juego anárquico y alegre de una selección de estrellas de Nigeria que iban a más. Y es que, ni el arranque de potencia de un entonado Thomas (de los mejores del Atlético) pudo con la fe visitante. Y fue entonces cuando Bashir empató la contienda. No le tembló el pulso ante Oblak en el 85′.

Pero de fe sabe Simeone y lo pone en práctica su alumno Godín. El urguayo no falló y a balón parado puso el 2-1 en el 88′. Otra vez él, otra vez su portentoso remate de cabeza. Un gol que llevó el tercer puesto al Manzanares, pero la alegría a África. Carranza reconoció el empuje de unos nigerianos que se ganaron el corazón del cadismo. El Atlético, sin embargo, se marchó con un sabor amargo. Necesita mejorar.

FICHA TÉCNICA

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Savic, Filipe Luis; Saúl, Tiago, Thomas, Koke, Gaitán; y Gameiro.

Nigeria All Star: Ezenwa (Nwabulu, 75′); Nweke, Ariwachukwu, Alimi, Henlong; Okundayo, Ifeanyi (Ali, 75′), Egbuchunam (Adeshina, 62′), Nwobodo (Olatunbosun, 75′), Bassey (Ogbugh, 62′); y Obaje (Bashir, 46′).

Goles: 1-0: Nico Gaitán (34′); 1-1: Bashir (85′); 2-1: Godín (88′).

Árbitro: Peña Varela, colegio andaluz.

Incidencias: Poco público en la final de consolación del LXII Trofeo Carranza. Los nigerianos se marcharon aclamados y vitoreados del Carranza.