Manu Vallejo, en el Cádiz CF-Rayo Vallecano en Carranza.
Manu Vallejo, en el Cádiz CF-Rayo Vallecano en Carranza.

CÁDIZ CF

Diez pinceladas para dibujar al canterano Manu Vallejo

Futbolista de barrio, su padre fue delantero del Chiclana; entró en la cantera del Cádiz CF con 14 años y no lo ha tenido fácil para destacar

Por  8:00 h.

Manu Vallejo (Chiclana, 14 de febrero de 1997) es la esperanza de la cantera del Cádiz CF. Ese futbolista de la casa con las condiciones idóneas para triunfar de amarillo a expensas de dar el último paso. O el gran salto. El más difícil. Cervera le daba minutos el pasado sábado ante el Rayo Vallecano y en la mañana del domingo marcaba dos goles en el triunfo del filial. Es el canterano de moda pero ¿quién es Manu Vallejo? Aquí van diez pinceladas para hacer su retrato.

1.- El Cádiz CF captó a Manu hace 6 años, cuando este chiclanero de 14 años se encontraba en el Sancti Petri en la categoría cadete. Chiclanero, llamó la atención por su calidad, verticalidad y gol. Debido al convenio de colaboración con su club, entró a formar parte de la disciplina amarilla. Pasó por el Balón y cumple actualmente su tercera temporada con el filial, en el que irrumpió todavía como juvenil.

2.- Ha formado parte de la selección andaluza cadete y de la andaluza sub 18. De ahí que clubes como Betis, Sevilla, Málaga o Villarreal lo hayan tentado en alguna ocasión, interesándose en su incorporación. El Cádiz CF tiene el derecho de retención y al final ninguna entidad ha decidido dar el paso y abonar la cantidad económica fijada.

3.- Manu Vallejo puede actuar en cualquiera de las tres medias puntas, especialmente como segundo delantero, aunque brilla en la banda izquierda para jugar por dentro. Diestro, sus técnicos valoran su calidad técnica y su inteligencia. Es más habilidoso que veloz, rápido de movimientos, escurridizo, más delantero que centrocampista. Y tiene muchísimo gol.

4.- En las dos anteriores temporadas ha sido el máximo goleador del Cádiz B con 23 y 18 tantos respectivamente. Y eso que no ha jugado los cursos completos por diferentes lesiones: problema puntual de tobillo y rotura del quinto metatarsiano del pie. Con 20 años es el capitán del equipo porque reúne todas las condiciones para serlo: compañerismo, compromiso y alma de líder.

5.- Su padre también fue futbolista. Uno de los mejores jugadores del Chiclana y al que aún se recuerda por sus goles. Tenía una fisonomía y un juego muy parecido al de su hijo. Javi, que así se llama su progenitor, acompaña a Manu a los partidos del equipo desde que éste ingresara en la cantera amarilla. Regenta un bar en su localidad. El joven atacante cuenta con un entorno humilde y favorable. Estudia el grado superior de TSAFAD (Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas).

6.- Manu Vallejo vive por y para el fútbol. Es un chico sencillo con una vida ordenada que tiene este deporte como forma de vida. Se transforma sobre el terreno de juego, con un carácter muy competitivo (vive mucho la competición) y ambicioso. Es noble pero quiere ganar siempre.

7.- Especialista a balón parado. Destaca en la ejecución tanto de saques de esquina como de faltas laterales y centrales. Es el encargado de lanzar los penaltis. Posee muy buen golpeo de balón y puede ser decisivo este aspecto para hacerse un hueco en el primer equipo, donde andan huérfanos de un jugador de este perfil.

8.- No lo ha tenido fácil. Manu tiene una fisonomía distinta, un físico del que no esperas el fútbol que puede ofrecer. Por eso, durante su carrera se ha encontrado con entrenadores que no han confiado de inicio en él. Hasta ahora no se ha dado por vencido y ha terminado convenciendo a todos con su rendimiento.

9.- No ha tenido continuidad con el primer equipo, pero ya debutó con los mayores el 14 de enero de 2016, en el duelo de octavos de final de la Copa del Rey. Y lo hizo en Balaídos ante el Celta de Vigo de Primera División. Fue tras eliminar al Real Madrid por la alineación indebida de Cheryshev. Aquel choque terminó con el resultado de 2-0 y vivió el estreno de los canteranos Román, Juanfran y el propio Manu.

10.- Un futbolista de barrio. Manu Vallejo empezó jugando en la calle y tiene esa calidad técnica para regatear en una baldosa y esa picardía e inteligencia para sobrevivir lejos del fútbol oficial. Un delantero pillo, vivo y buen finalizador.