Triunfa el Twitter tras destrozar su Ferrari en un accidente

El propietario, Lord Aleem, lo empotró contra una casa en Lancashire y compartió las fotografías de la policía en las redes sociales

MADRIDActualizado:

Los disgustos que se llevan la mayoría de los conductores cuando su coche nuevo recibe el primer «arañazo» contrastan con las risas que el propietario británico de un Ferrari 458 Spider compartió a través de la red social Twitter tras destrozar el superdeportivo en un accidente.

El percande tuvo lugar el pasado sábado en la localidad británica de Lancashire. La propia policía local compartió las fotografías del Ferrari con el morro completamente deformado tras chocar contra la esquina de una vivienda, matizando que tras el percance tan solo el vehículo había resultado dañado.

El conductor del coche, Lord Aleem, no tardó en compartir el «tuit» y realizar en la red social sus propios comentadios, afirmando, por ejemplo, que «Por fin la gente de Burnley tendrá algo de lo que hablar durante unos días». Las fotos y sus comentarios no tardaron en superar los 63.000 «retuits». El coche tiene un precio de más de 257.000 euros.

Lord Aleem
Lord Aleem

El Ferrari 458 Spider es la versión descapotable del 458 Italia, la última maravilla salida de la factoría de Maranello. El primer Ferrari con techo duro eléctrico y un motor central aspirado y de gasolina con 8 cilindros en V capaces de llevar a esta bella machina, con el techo por montera, de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h sin apenas despeinarse.

Como aspecto destacado del figura su techo de aluminio de movimiento motorizado. La operación de ocultación de la pieza requiere 14 segundos, y se realiza de forma similar a como sucedía en el también Ferrari Superamerica: la cobertura bascula hacia detrás sobre 2 puntos desde el montante trasero, y se oculta en un cofre específico situado delante del vano motor, éste ubicado en posición central longitudinal.

El coche cuenta además con derivabrisas de vidrio, también accionable de forma eléctrica, que según el fabricante permite conversar sin alzar la voz circulando en modo abierto a 200 km/h.

Entre sus características, figuran sus llantas forjadas y una estructura ultra aligerada de asientos (ambos ideados para ajustar el peso al máximo), diferencial trasero con bloqueo electrónico, conocido como E-Diff3 y control de tracción F1-Trac.

Lord Aleem es en realidad Aleem Iqbal, un joven de 21 años cuyo padre es propietario de una compañía británica dedicada al alquiler de coches de lujo.

Aleem Iqbal junto a uno de sus coches
Aleem Iqbal junto a uno de sus coches - Twitter

Aleem Iqbal, quien vive en la ciudad de Solihull, Inglaterra, y cuenta a su corta edad conm una colección de coches de lujo, como Rolls-Royce, Lamborghini, Ferrari o Bentley. Cuenta con más de 160 mil seguidores en Instagram, donde deslumbra a sus fans con fotos de sus últimas adquisiciones. Además de este reciente accidente, en 2014 de nuevo protagonizó las páginas de sucesos de la prensa británica, al resultar incendiados varios de sus coches en dioferentes puntos de la ciudad.