Acceso principal a Valcárcel, utilizado ahora como entrada a un aparcamiento. :: EVA LINDBERG
CÁDIZ

La tramitación del hotel de Valcárcel dependió de la Junta desde 2005

El Ayuntamiento recuerda que la gestión del frustrado proyecto ha sido responsabilidad autonómica durante los últimos cinco años

LA VOZ
CÁDIZ.Actualizado:

Una vez frustrado el proyecto de rehabilitar el histórico recinto de Valcárcel, en el límite playero de la Viña, queda pendiente adjudicar el fracaso. La pelea política para encontrar culpable a la marcha de Zaragoza Urbana de la iniciativa destinada a crear el primer hotel de cinco estrellas, aunque fuera ya superado el horizonte de celebraciones de 2012, parece ser ahora el primer empeño de las administraciones. La Diputación Provincial ha dejado entrever que las trabas burocráticas del Ayuntamiento de Cádiz han podido ser una de las causas de la renuncia empresarial.

El equipo municipal de gobierno tiró ayer de archivo para demostrar que la responsabilidad de la tramitación del proyecto, puesto en marcha por la Corporación Provincial en 2003 con la venta del inmueble, ha sido de la Junta de Andalucía durante los últimos cinco años.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento gaditano, Ignacio Romaní, asegura que el vicepresidente de Diputación Francisco Menacho está «intentando engañar a los ciudadanos al culpar» a la administración municipal y defiende que ese proceso ha dpendido «sóla y exclusivamente de la Junta de Andalucía» desde el año 2005.

El respaldo documental del Ayuntamiento para respaldar esta afirmación comienza en febrero del año 2005. En el pleno municipal ordinario de aquel mes, se aprobó lamodificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Dos años después, en mayo de 2007, la Junta de Andalucía aprobó el estudio de impacto ambiental del proyecto de hotel de cinco estrellas en Valcárcel. Ya en febrero de 2008, el pleno tuvo que volver a aprobar el proyecto porque un cambio en la legislación autonómica dejaba sin efecto el respaldo anterior.

En junio de ese mismo año, el consejo consultivo rechazó la modificación puntal del PGOU de Cádiz y, por último, en enero de 2009 el consejo consultivo aprobaba ese cambio del plan urbanístico que suponía la presunta luz verde definitiva a las obras del nuevo hotel.

Romaní, tomando estos precedentes como base, defiende que «en ningún momento» pueden achacarse las dificultades «al Ayuntamiento. Es incuestionable de quién es la responsabilidad sobre los retrasos en la tramitación y de que las obras del futuro hotel de cinco estrellas hoy no estén en marcha».

Como resumen de su versión, el delegado de Urbanismo afirma que «la situación en la que nos encontramos ahora es consecuencia de la mala gestión del PSOE y de un proyecto que se gestó mal por parte de la Diputación Provincial, que lo hizo a espaldas de la ciudad y primó los intereses electorales ante los intereses de los gaditanos».

Incluso afirma que Diputación vendió 15.000 metros cuadrados más de los que eran edificables y asegura que «eso es especular».